Trabajadores de Prensa rechazan el Protocolo de Bullrich, ADEPA y FOPEA

Download PDF

La Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa emitió un comunicado repudiando el Protocolo General de Actuación para la Protección de la Actividad Periodística publicado por Ministerio de Seguridad de la Nación. La entidad que nuclea a organizaciones sindicales del sector cuestionó que el instrumento haya sido acordado con ADEPA y FOPEA sin la intervención de los trabajadores.

El protocolo en cuestión establece que son esas organizaciones a las que debería recurrir un periodista en situación de riesgo, pese a que las mismas han sido cuestionadas por su posición a favor de las corporaciones mediáticas.

El comunicado completo es el siguiente:

La Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa, integrada por más de 40 sindicatos de prensa de todo el país, rechaza enérgicamente el Protocolo General de Actuación para la Protección de la Actividad Periodística presentado en Tucumán por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y elaborado conjuntamente por ADEPA y el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA).
Invocando tratados y declaraciones internacionales con rango constitucional que resultan indiscutibles (Declaración Universal de Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, fallos de la Corte Suprema de Justicia o resoluciones de Naciones Unidas), y conceptos como democracia, libertad de expresión, derecho a la información y tolerancia, Bullrich, ADEPA y FOPEA consuman una utilización corporativa, elitista y maliciosa de esos principios.
El mismo Ministerio de Seguridad que pretende criminalizar la protesta, reservando un “corralito” para trabajadores de prensa, anuncia ahora pomposamente que podremos recurrir al Protocolo ante situaciones de riesgo, amenazas y violencia en ejercicio de la tarea profesional.
Sin embargo, los trabajadores de prensa han sido los auténticos convidados de piedra, ignorados e invisibilizados por las empresas nucleadas en ADEPA y por FOPEA, entidades absolutamente distantes y que nunca representaron los intereses y necesidades de los trabajadores.
Con soberbia y prepotencia hablan de periodismo “independiente”, en nombre de las corporaciones multimediáticas que consideran a la información una mercancía. Y hablan de pluralismo y democracia, los que desmembraron la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para sostener el monopolio y amenazan con penalizar a periodistas que informen sobre el blanqueo, mientras nada dicen sobre los más de 2.500 puestos de trabajo perdidos en el gremio de prensa nacional.

 

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*