Marchas silenciadas

Download PDF

Los grandes medios replicaron las protestas contra el gobierno, aunque el mismo día hubo importantes manifestaciones a favor de la intervención estatal en Vicentín.

Foto de Sofía Alberti (publicado en el sitio de la Federación Aceitera)

Mientras grandes medios de prensa repitieron las imágenes de la protesta anticuarentena, fue escasa la cobertura de las manifestaciones realizadas en distintos puntos del país para reclamar que la gigantesca empresa se ponga al servicio de las necesidades nacionales.

Este 9 de julio, organizaciones sociales, sindicales y políticas convocaron a banderazos y ruidazos en distintos puntos del país para defender los puestos de trabajo y reclamar la intervención estatal de la empresa.

En Reconquista, norte de Santa Fe, unos 300 de autos junto a numerosas motos y bicicletas participaron de la caravana convocada por la Multisectorial por la Soberanía y el Trabajo. La manifestación también brindó su apoyo a lxs trabajadorxs de la algodonera Avellaneda -perteneciente a Vicentín- quienes se encuentran desarrollando un plan de lucha por sus salarios.

El titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Reconquista manifestó, según cita por Página /12, que la marcha se realizó «a favor de la intervención del Estado en Vicentin», para salvar a la empresa y para que se controle la evasión impositiva en la exportación de granos.

Cuidarse del capitalismo y de los políticos tibios

En Rosario de Santa Fe, una masiva marcha convocada por más de 30 organizaciones partió desde la Plaza San Martín hacia la Terminal Puerto Rosario, perteneciente a Vicentín. La manifestación terminó luego en un acto frente al Monumento a la Bandera.

Imagen de la caravana en Reconquista

En el cierre, el delegado Marco Pozzi reclamó que se aseguren la continuidad laboral de todos los trabajadores, demandando además que se investigue «el toco de guita que se llevó Vicentín en la última etapa del macrismo» al mismo tiempo en que la empresa despedía a 50 empleadxs.

Por su parte, el titular de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, Daniel Yofra, expresó que «hay que cuidarse del coronavirus, pero más nos tenemos que cuidar del capitalismo y de los políticos tibios que nunca se ocupan de la clase trabajadora». El referente de los aceiteros reivindicó la democracia sindical, las asambleas y la huelga como «herramienta fundamental» de la clase trabajadora, enfatizando además que son lxs trabajadorxs quienes cumplen «con todas las normas que hay en este país» mientras que «la clase más pudiente hace lo que quiere». En el mismo sentido, el sindicalista defendió la movilización, destacando que la calle «es de los trabajadores», y que no puede dejársela en manos de los empresarios y de la gente confundida que «defiende a estafadores».

También en Córdoba

En la localidad de Tancacha, en el centro de la provincia de Córdoba y algo más de 100km al sur de la capital, también hubo presencia de trabajadorxs en las calles. Allí se realizó una caravana convocada por el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Tancacha.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *