La destrucción del trabajo en blanco

Download PDF

En abril hubo 203.900 trabajadorxs en blanco menos que un año atrás y con salarios más bajos en términos reales. La mayor caída se produjo en el sector manufacturero.

Durante el debate previo al ballotage que lo consagró como presidente, Macri había anunciado su compromiso de crear “un millón y medio de empleos privados en los próximos 4 años”. 

Los datos oficiales publicados por el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación muestran que la política económica que impuso no sólo no creo esos puestos sino que redujo la cantidad de trabajadorxs registrados, especialmente en el sector privado.

 

Hay 203.900 trabajadorxs formales menos que un año atrás. Contando sólo el sector privado, son 164.000 empleadxs menos que en abril de 2018. Esto significa que la cantidad de asalariadxs en blanco sufrió una merma del 1,7% interanual. 

Evolución cantidad de trabajadorxs registradxs
Gráfica: Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación

Los datos publicados por la Cartera que preside Dante Sica revelan además que los salarios promedio quedaron más de 15 puntos por debajo de la inflación en todas las categorías: el salario promedio aumentó un 40.4%, frente a una inflación del 55,8%; considerando la distribución, la mitad de los haberes se incrementaron un 37,2% -los sueldos más bajos son más comunes-, más de 18 puntos por debajo de la suba del IPC que registra el INDEC.

Llama la atención también que, a pesar del discurso oficial, una de las dos modalidades de empleo en blanco que se incrementó es en el ámbito público. Efectivamente, entre abril de 2018 y el mismo mes de 2019, hay 18.800 trabajadores más.

La otra modalidad que muestra un incremento es el empleo en casas particulares, que se incrementó en 16.800 trabajadorxs.

En contraposición, la cantidad de trabajadorxs asalariadxs registradxs en el sector privado se redujo en 140.000.

Gráfica empleados en blanco cada 100 habitantes
Fuente: Observatorio del Derecho Social

Tierra del Fuego y en Catamarca fueron las dos jurisdicciones en las que el número de empleadxs formales sufrió un mayor retroceso en términos porcentuales: 9,5% y 8,1% respectivamente. En términos absolutos, el número de trabajadorxs disminuyó en provincia de Buenos Aires en 46.300 personas, en la C.A.B.A. se registraron 34.300 empleadxs menos y en Córdoba el número de asalariadxs registradxs disminuyó en 21.400.

El Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma puso de relieve que la caída del empleo registrado es más notoria si se la compara con la variación de la población: la cantidad de trabajadorxs registrados por cada 100 habitantes es la más baja desde 2008.

Además, desde junio del año pasado, los empleadxs en blanco en la industria manufacturera son menos que los que se desempeñan en el comercio y reparaciones.

Estos datos reflejan el deterioro del mercado de trabajo formal que abarca a todo el período macrista, pero que es particularmente marcado en los últimos trimestres.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *