Córdoba: vaciamiento sin Misericordia

Hospital Misericordia
Hospital Misericordia. Foto publicada en la Web de Canal C
Download PDF

Lxs trabajadorxs del Hospital Misericordia de Córdoba decidieron que el jueves y viernes de esta semana no atenderán al público. La medida podría extenderse en la próxima semana.

El delegado Pablo Aguirre (ATE) contó a ANCLA que las medidas de fuerza surgen de la “reactivación de un conflicto de larga data” contra el gobierno provincial, que desde hace más de 12 años viene “achicando el sector de la salud y vaciándolo muy de a poco”. Los reclamos y las medidas de fuerza apuntan contra el vaciamiento, la falta de personal y la privatización de los servicios que son redituables.

Hospital Misericordia
Hospital Misericordia. Foto publicada en la Web de Canal C

El sector de salud de la provincia tiene hoy una gran cantidad de personal contratado. La precariedad  dificulta la adopción de medidas de fuerza, provocando que lxs trabajadorxs “se retraigan a veces a la hora de salir a la calle”; a lo que se sumó el año pasado “una serie de bajas de contratos” o “despidos encubiertos”.

Aguirre recordó que en diciembre del año pasado, el gobierno cordobés acordó con el Sindicato de Empleados Públicos (que dirige el titular de la CGT José Pihén) un incremento salarial del 11% dividido en dos cuotas: 6% para el primer cuatrimestre y 5% para el segundo, cifras acordes con el planteo del gobierno nacional y muy por debajo de la inflación efectiva. El acuerdo contemplaba una cláusula gatillo “que se revisaba en el primer cuatrimestre en mayo” si la suba de precios superaba el 6%, mientras que en el segundo cuatrimestre la evaluación está prevista para septiembre: “como se ve a esta altura la inflación ya ha superado estas marcas, y esa paritaria hoy en día se ha vuelto obsoleta”, destacó. Cabe señalar que -según los datos publicados por la Dirección General de Estadísticas y Censos de Córdoba-, el índice de precios al consumidor en la provincia acumuló un alza del 12,25% entre enero y mayo.

El delegado también consideró que esa negociación no fue “una verdadera paritaria; ha sido un acuerdo unilateral entre el gobierno y el SEP”, sin la participación de las otras representaciones sindicales del sector público. En virtud de esa situación, desde ATE reclaman la convocatoria a una  paritaria real, donde se sienten representantes de todos los sectores, y que en ese seno se discutan los porcentajes de incremento.

La lucha en el Hospital Misericordia impidió un mayor avance del proceso de vaciamiento; no obstante, se tercerizaron el servicio de limpieza, el de lavandería, y más recientemente lxs trabajadorxs resisten la privatización del sistema de farmacia. En este último caso, el acceso de los pacientes a los medicamentos necesarios se ve dificultado por complicados trámites burocráticos.

El reclamo puntual en este momento es salarial. “Los trabajadores del sector cada día se sienten más apretados en su situación económica”, por lo que en los últimos días resolvieron “realizar asambleas de 2 ó 3 horas sin atención”, que se repetirán en esta semana. Se proponen también generar “espacios organizados” con lxs trabajadorxs de los demás hospitales, para promover la confluencia en la lucha del sector.

En este contexto, la asamblea del hospital decidió no atender al público los días jueves y viernes de esta semana, manteniendo los servicios de urgencias y emergencias.

Respecto del paro general convocado para el próximo lunes 25, Aguirre señaló que el plenario de ATE ya decidió la participación en esa medida.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*