Salta: pandemia en ascenso

Download PDF

En la provincia de Salta, la cantidad de casos de COVID-19 se duplicó en tan sólo 12 días.

«La gente se está muriendo y se va a seguir muriendo y se van a seguir contagiando». La sentencia no fue un pronóstico apocalíptico de un opositor empedernido sino una expresión del gobernador Gustavo Sáenz en su discurso del miércoles último.

Los casos de COVID-19 en Salta ya se acercan a los 6.000

La situación epidemiológica en Salta empeora a pasos acelerados, lo que llevó al primer cambio de peso en el gabinete provincial: el médico Juan José Esteban reemplazó a la hasta entonces ministra de salud Josefina Medrano.

Este jueves 10 de septiembre el número de casos confirmados de COVID-19 en la provincia de Salta alcanzó un nuevo récord: 375 en un día. Tomando en cuenta que la población estimada es de 1.424.397 habitantes, la proporción de personas infectadas es de 404 por cada 100.000 habitantes. Según los cómputos oficiales, 77 personas fallecieron por la enfermedad.

El 29 de agosto pasado, el Reporte de COVID publicado por el Ministerio de Salud Pública de Salta daba cuenta de que se habían registrado hasta ese entonces 2.746 casos de residentes en la provincia. Sólo 12 días después la suma alcanza los 5.720 casos.

El aumento en la cantidad de contagios es particularmente preocupante en la capital salteña, ya que se duplicó en apenas 8 días: hasta el 2 de septiembre se registraban 1.201 personas infectadas, mientras que este jueves la cifra llegó a los 2.538.

Mientras tanto, en las redes sociales muchxs salteñxs piden ayuda por la falta de atención del servicio 911 y los centros de salud. También hay quejas sobre la aplicación Salta COVID-19, ya que hay pacientes cuya situación varía y no reciben contacto de parte de profesionales, a pesar de haber cargado las novedades en el sistema informático.

No se puede determinar cuántas personas están infectadas en un momento dado, ya que eso requeriría analizar a toda la población (o a una parte seleccionada de manera rigurosamente aleatoria); pero debe advertirse que las cifras oficiales no computan a las personas que presentan síntomas pero no han sido testeadas, a las que se ordena el aislamiento o tratamientos paliativos sin establecerse si efectivamente contrajeron el virus, y sin realizar -por ende- el rastreo de otros posibles casos.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *