C.A.B.A.: en la Salud, la precarización llega con represión

Download PDF

Violenta represión policial contra manifestantes que se oponían a la ley de Residencias Médicas de la Ciudad de Buenos Aires. El oficialismo votó la norma sin la presencia de la oposición. La Asociación de Médicos de C.A.B.A. llamó a paro.

La norma prevé que las residencias se realizarán con una carga horaria mínima de 36 horas semanales hasta un máximo de 64 horas. Además, separa a los residentes del conjunto de los trabajadores de la Salud, lo que conlleva una mayor precarización para lxs profesionales que realizan estas tareas en los Hospitales Públicos y cuya labor es indispensable para la atención de la población en esos nosocomios. Además, se establece el derecho de los residentes a percibir remuneración, pero no la vincula con los haberes de los profesionales de planta.

La legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el nuevo Régimen de Residencias de Equipos de Salud y Apoyo a los Equipos de Salud sin haber realizado consultas previas con los profesionales y luego de haber logrado despacho favorable en tiempo récord.

Ante el tratamiento de la norma por la Legislatura Porteña, la Asamblea de Residentes, Concurrentes y Becarios convocó a paro y movilización para hoy.

La Policía de la Ciudad reprimió violentamente con gases lacrimógenos y golpes a los Residentes y Concurrentes que se manifestaban en la puerta. La votación se efectuó mientras legisladores de distintas fuerzas opositoras se encontraban fuera del recinto para frenar la represión.

La Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires (AMM) convocó a un Paro general en repudio a la represión, medida que se realizará mañana asegurando el mantenimiento de las guardias hospitalarias. La entidad emitió un comunicado en el que expresa que «La violencia contra un miembro del equipo de Salud es violencia contra todos los médicos municipales».

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *