Que no trascienda

Download PDF

Faltan 3 días para que termine el acuerdo de confidencialidad con Odebrecht; la información sobre coimas de la empresa llegaría al Ministerio Público argentino. El gobierno intenta acordar con la firma antes del plazo, lo que le permitiría controlar los datos sobre los sobornos.

Macri para odebrecht
Preocupación oficial ante la próxima liberación de la información sobre Odebrecht

Odebrecht reconoció ante la justicia de los Estados Unidos que entre 2.007 y 2.014 pagó 35 millones de dólares en coimas para lograr la adjudicación de obras en la Argentina, como lo hizo en otros países latinoamericanos. Se desconoce el detalle de los funcionarios y operadores argentinos involucrados, aunque las declaraciones del encargado de esas operaciones para la empresa, Leonardo Meirelles, comprometieron al titular de la AFI Gustavo Arribas. Las transferencias estarían relacionadas con la adjudicación de la obra de Soterramiento del Sarmiento.  En documentos obrantes en la procuraduría brasileña también hay menciones al ex funcionario Ricardo Jaime.

De todos modos, la información recolectada en Brasil sobre estos temas será liberada dentro de tres días.

La empresa firmó a fines del año pasado un acuerdo de confidencialidad con la Fiscalía brasileña, de modo que las delaciones se mantienen aún bajo secreto. Ese acuerdo vence el próximo jueves.

En febrero los procuradores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana y Venezuela firmaron la Declaración de Brasilia sobre la Cooperación Jurídica Internacional Contra la Corrupción; en los considerandos de ese texto  se explicita que «el acuerdo contractual de reserva en el caso de Odebrecht tiene vigencia de seis meses (…) finalizando el primero de junio de 2.017» (el destacado es nuestro). La reunión en la que se suscribió la declaración había sido convocada por el Fiscal General de Brasil Rodrigo Janot Montero de Barros.

Odebrecht empezó desde entonces a plantear acuerdo con cada uno de los países, con la intención de seguir operando en cada uno de ellos. Así logró acuerdos con Colombia, Panamá, Perú y Dominicana. En general, buscan establecer acuerdos de confidencialidad a cambio de determinada suma de dinero (como puede leerse, por ejemplo, en el Diario Libre de república Dominicana). En un artículo del Diario Perfil se relata cómo la firma busca intercambiar delación por perdón; el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa advirtió que la gigante brasileña plantea «imposibles» para firmar los acuerdos, como la garantía de que no sufrirán juicios civiles ni penales ni se revisarán los contratos vigentes en el país.

Según Infobae, el martes pasado Odebrecht presentó una propuesta al país para compartir la información de las coimas. En La Nación de hoy se afirma que la iniciativa de la empresa prevé el pago al Estado argentino de un monto similar al que pagó por coimas.

El gobierno argentino, mientras tanto, eligió responsabilizar a la Procuradora Gils Carbó, pese a la vigencia del acuerdo de confidencialidad mencionado; los medios afines al oficialismo apuntalan esa estrategia. Seguramente el caso Odebrecht compromete a funcionarios del gobierno anterior; pero no pueden desconocerse las profusas vinculaciones con el oficialismo actual, los negocios conjuntos con IECSA, y el trato preferencial que recibió la firma brasilera, así como las declaraciones que comprometen al titular de la AFi y amigo de Macri Gustavo Arribas.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *