El fraude más loco del mundo

Download PDF

El escrutrinio definitivo de las PASO arrojó mayor diferencia a favor de la fórmula Fernández-Fernández.

En los días siguientes a las PASO, se desató en las redes una campaña sobre la existencia de un supuesto «Fraude K» que explicaría la diferencia de 15 puntos de la fórmula del Frente de Tod*s respecto de los candidatos oficialistas.

Hubo infundadas denuncias de fraude en las PASO

Para justificar la denuncia, muchos posteos mostraron telegramas de escrutinio para los cuales la carga de datos había en el sistema habían omitido completamente los votos de Juntos por el Cambio, asignándole 0 (cero) votos. Sin embargo, no sólo había faltantes para esa lista: algunos telegramas fueron cargados en blanco y en muchos casos fue el Frente de Tod*s el que quedó sin sufragios. De hecho, en 2904 mesas faltaron los votos del oficialismo y en 2768 faltaron los de la dupla Fernández-Fernández. Esta información podía ser corroborada por cualquiera, ya que la situación de la carga de los datos de los telegramas estaba accesible como un archivo en formato csv, tratable por planillas de cálculo o software estadístico.

En resumidas cuentas, era cierto que en muchas mesas se cargó cero en la cantidad de votos de Juntos por el Cambio; pero lo mismo ocurrió en numerosas mesas respecto de la principal lista opositora. Es más: dado que los sufragios no cargados eran más numerosos en el Frente de Tod*s, el sesgo de estas fallas era favorable al gobierno y no al revés.

Con los datos finales, se comprueba que el binomio más votado sumó 12.205.938 sufragios, mientras que la dupla Macri-Pichetto cosechó 8.121.689. En el escrutinio provisorio, las cifras habían sido de 11.622.428 y 7.825.208 respectivamente.

El informe emitido por los veedores del Poder Judicial confirmó que en el proceso de escrutinio el sistema de recuento provisional funcionó de forma «totalmente defectuosa».  No obstante, el escrutino definitivo dejó en claro que esas deficiencias, como las que fueron denunciadas previamente por la oposición, no incidieron en el resultado.

Más allá de la endeblez de las denuncias, es claro que la organización del comicio estuvo a cargo del oficialismo, con escasa e insuficiente participación de otros actores políticos. La posibilidad de que la oposición orquestara un fraude con consecuencias tan masivas es absolutamente remota; y a la luz de los resultados finales, tal operación tuvo como consecuencia la subestimación de la proporción de  votos de la misma oposición a la que se acusa.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *