¡Ni tuya, ni yuta!

Download PDF

Un policía federal recibió por Whatsapp la foto de una mujer seguida del texto “conseguile y es tuya”. Preocupación en una provincia con elevado número de denuncias de trata de personas y con una de las mayores tasas de femicidios en el país.

Celular aumentado
En el celular se lee “conseguile y es tuya”

Salta es una de las provincias donde la tasa de femicidios se encuentran entre las más altas del país, y donde se registró un fuerte aumento en el número de denuncias sobre trata de personas, trae fuerte preocupación la comprobación de que un agente uniformado de la Policía Federal reciba en su celular fotos de una mujer joven con un texto inquietante.
La Marcha contra los femicidios en la Ciudad de Salta se desplazaba por inmediaciones de la Seccional 1ª de Policía, cuando algunas manifestantes advirtieron que dentro de un automóvil de marca Chery, un policía uniformado mantenía un celular en sus manos.

La primera preocupación de las jóvenes fue que el efectivo estuviera filmando o fotografiando a las participantes, llevando adelante una actividad de inteligencia ilegal. Como medida preventiva, se tomaron imágenes para registrar esa circunstancia, a las que tuvo acceso ANCLA. Por las insignias que porta el agente, se trataría de un cabo primero de la Policía Federal.
Sorpresivamente, en las imágenes se puede ver que el policía mira la fotografía de una chica; tambièn puede observarse que la misma le fue enviada por Whatsapp desde un contacto identificado en el dispositivo como Angola Bolt.

La conversación que alcanza a leerse allì, abre interrogantes y preocupaciones: luego de la foto, le tal Angola Bolt dice: “es amiga del gordo (no alcanza a leerse bien el nombre)” y “conseguile y es tuya”. ¿Cómo es posible que su interlocutor se refiera a la mujer como un objeto de intercambio, y qué sería lo que el cabo primero tendría que “conseguir” para acceder al mismo?.
El contexto referido al comienzo requiere que se lleve adelante de manera urgente una investigación sobre estos hechos, habida cuenta de la gravedad de los mismos, según sugieren estas imágenes.
El testimonio gráfico es inquietante y conlleva la preocupación de que pudiera referirse de un caso de trata de personas u otro delito que implique a una menor, ya que la fotografía parece corresponder a una mujer muy joven.
Aquì compartimos las imàgenes, esperando que sirvan de base para esclarecer esta situación.

Policía mirando foto
El policía amplia la imagen de la mujer
agente con celular
El agente mirando su celular

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *