París era una fiesta

Download PDF

Crece la protesta en Francia: cientos de detenidos en París en el marco de las protestas contra las políticas de Macron.

La protesta y la represión en París dejaron este sábado al menos 110 heridos y 287 detenidos, según consignó Le Monde. La policía utilizó gases lacrimógenos y agua para dispersar a los manifestantes, muchos de los cuales respondieron activamente a la represión.

Escala la protesta en Francia
Escala la protesta en Francia. Foto de Lucas Barioulet, AFP.

Unos 500.000 manifestantes se congregaron hoy en la avenida de los Campos Eliseos en la capital francesa, en el tercer sábado de protestas masivas.

Las manifestaciones surgieron para rechazar la suba en el precio de los combustibles dispuesto por el gobierno de Emmanuel Macron, pero pronto incorporó un abanico más amplio de demandas: reclaman contra las reformas en el sistema previsional y piden medidas contra la pobreza, reformas tributarias y en el sistema de salud. El sentido de las protestas también apunta a defender derechos laborales y el fin de las políticas de austeridad, contando con un amplio apoyo en la población, de acuerdo con encuestas citadas por Prensa Latina.

Mientras Macron afirma que «nunca aceptará la violencia», las imágenes muestran barricadas y automóviles incendiándose en inmediaciones del Arco del Triunfo. El mandatario consideró que los reclamos son legítimos, intentando separar a los manifestantes de quienes calificó como «violentos».

En tanto, el movimiento comenzó a recibir apoyos tanto de sectores sindicales -que en un principio se habían mantenido al margen- como de dirigentes de la oposición; entre ellos, Jean-Luc Mélenchon -ex candidato de Francia Insumisa- calificó a las protestas como «un proceso de revolución de los ciudadanos», según cita The Guardian en un artículo publicado hoy.

Las medidas de fuerza comenzaron el sábado 14 de noviembre y se extendieron por toda Francia, incluyendo más de 500 cortes de calles y rutas; más allá de las palabras, los manifestantes exigen ser escuchados en sus demandas, lo que hasta ahora no ocurrió.

Al movimiento se lo llama «de los chalecos amarillos» (Gilets Jaunes), ya que se identificaron por el uso de esas prendas reflectantes.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *