Machi Linconao de prisionera política a convencional constituyente

Download PDF

La Machi Francisca Linconao será una de las representantes del pueblo mapuche en la Convención Constituyente chilena. Ha sido perseguida política y judicial en Chile, habiendo estado en prisión bajo cargos falsos.

La machi Francisca Linconao tiene una destacada historia de defensa del ambiente, de los derechos humanos y de la cultura mapuche. Fue perseguida y procesada por el Estado chileno mediante montajes. El último fin de semana fue electa Convencional Constituyente.

Francisca Linconao Huircapán tiene 62 años y es Machi del Lof Rahue en la Araucania. Se trata de una autoridad espiritual del pueblo mapuche

Entre sus antecedentes públicamente conocidos se destaca el haber encabezado la presentación judicial contra la empresa Forestal Palermo Limitada por la tala ilegal de árboles. La acción legal culminó con un fallo de la Corte Suprema ordenándole abstenerse de «cortar árboles y arbustos nativos dentro del perímetro de los 400 metros más próximos a los manantiales existentes, por impedirlo la legislación forestal y porque estos tienen un carácter sagrado para el Pueblo Mapuche». i

Si bien el fallo no se expidió sobre el derecho a las tierras ancestrales, sí destacó que el derecho a la propiedad privada puede limitarse para proteger al medio ambiente. Además, fue la primera vez en que una decisión judicial en Chile se basó en el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales.

Esa acción marcó el inicio de la persecución contra la autoridad mapuche, según ella misma relató al Papa Francisco en una carta redactada en ocasión de la visita del pontífice a Chile en 2018.

La persecución

El 4 de enero de 2013, la pareja terrateniente formada por Werner Luchsinger y Vivianne Mackay fue encontrada muerta luego de que su vivienda fuera arrasada por un incendio intencional. El hecho se produjo en el marco de protestas por el aniversario de la muerte del joven mapuche Matías Catrileo, asesinado por un efectivo de Carabineros en terrenos pertenecientes a un pariente de Luchsinger.

Afiche de la campaña por la libertad de la machi Linconao (2017). Recortado de un foto de Aeveraal (CC BY-SA 4.0)

A las pocas horas, la machi fue detenida, despojada de sus vestimentas tradicionales y expuesta ante la prensa. La policía dijo haber encontrado un «arma hechiza» y municiones; en octubre del mismo año fue absuelta de los cargos de tenencia de armas de fuego, luego de que la fiscalía fallara en demostrar sin lugar a dudas que el arma pertenecía a Linconao y que no había sido trasladada al lugar por otra persona.

Posteriormente, la autoridad mapuche fue acusada de haber organizado el asesinato. Las imputaciones en su contra se basaron en el testimonio de un supuesto arrepentido y en materiales obtenidos en un allanamiento irregular. El testigo se desdijo luego en el estrado, acusando a personal policial de haberlo amenazado para que declarara contra la machi y los demás imputadxs.

El 15 de noviembre de 2017, Linconao y otras 10 personas fueron absueltas por el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco, debido a que la fiscalía no había logrado demostrar el aducido carácter «terrorista» de la acción, ni probar que los acusados tuvieran alguna vinculación con el hecho. Sin embargo, la Corte de Apelaciones anuló la decisión, por lo que se retomaron las acusaciones.

Finalmente, El TOP de Temuco absolvió a Linconao y otrxs 7 comunerxs, condenando a otros 3 por «incendio terrorista».

En ese período, la machi estuvo en prisión durante 9 meses, e incluso llevó adelante una huelga de hambre durante 14 días.

El caso en cuestión ha sido cuestionado por organismos de Derechos Humanos de todo el mundo.

De la lucha popular a la Convención Constituyente

El levantamiento popular iniciado en Chile en octubre de 2019 puso en jaque al poder de ese país y al modelo neoliberal que rige allí y que se publicita en todo el mundo como «exitoso». Las protestas comenzaron con el reclamo estudiantil por la suba del boleto del transporte público, pero pronto abarcó otras demandas fuertemente arraigadas en la población: salud y educación públicas, jubilaciones, salarios, entre otras.

Las movilizaciones masivas continuaron a pesar de la violenta represión desplegada por el gobierno de Sebastián Piñera, que incluyó más de 30 asesinatos, cientos de lesiones oculares, miles de heridxs y detenidxs. Los símbolos mapuches estuvieron presentes en las grandes manifestaciones, dando cuenta de que las reivindicaciones de esos pueblos forman parte de la agenda planteada.

El avance de la pandemia puso límite a las expresiones, que de todos modos siguieron produciéndose.

Los cambios reclamados por la sociedad movilizada requieren de modificaciones profundas en la Constitución nacional vigente, cuya redacción general proviene de la dictadura de Augusto Pinochet. La magnitud del descontento social quedó reflejado en el plebiscito realizado el 25 de octubre del año pasado, donde la población votó masivamente a favor de la reforma de la Constitución a través de una Convención Constituyente.

En diciembre de 2020 el Senado chileno dispuso que la Convención que redactará la nueva Carta Magna estará integrada por 155 personas, de las cuales 17 corresponderán a los diferentes pueblos indígenas. 7 de ellxs corresponden a la comunidad mapuche.

En las elecciones realizadas los días 15 y 16 de mayo votaron alrededor de 218.000 mapuches. La Machi Linconao fue la candidata más votada, reuniendo 15.574 sufragios (con el 98.89% de las mesas escrutadas, según informó el Servicio Electoral).

Los resultados reflejan el anhelo de transformaciones profundas entre el pueblo mapuche. Según resume el sitio Mapuexpress, las más votadas fueron candidatas independientes, quienes superaron ampliamente a los aspirantes vinculados a empresas, como Santos Reinao (a quien se relaciona con la forestal Mininco) o Iván Cheuquelaf, ex subsecretario de energía del gobierno de Sebastián Piñera.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *