Luego de la represión, continúan las protestas masivas en Paraguay

Download PDF

El viernes y el sábado la policía paraguaya reprimió las protestas masivas contra el gobierno de Mario Abdo. Las manifestaciones continúan hoy frente a la residencia presidencial.

El manejo deficiente de la pandemia fue el detonante para las manifestaciones. La policía reprimió con gases y balas de goma, causando numerosos heridos. En la madrugada de hoy se registraron al menos 8 detenciones.

Foto de César Olmedo, Reuters

Como ocurrió en octubre de 2019 en Chile, las protestas incorporaron numerosas demandas de la población que estuvieron acalladas por mucho tiempo.

Recrudecimiento de la pandemia

Paraguay enfrenta el mayor incremento de casos de COVID-19 desde el comienzo de la pandemia.

La falta de insumos, los altísimos costos económicos para las familias con personas enfermas y la elevada cantidad de personal de salud afectada por el COVID-19 fueron detonantes de la protesta masiva que tiene su epicentro en Asunción.

Precisamente, la carencia de medicamentos llevó al Dr. Felipe González a presentar verbalmente su renuncia como director del Instituto Nacional de Enfermedades  Respiratorios y del Ambiente (INERAM), el mayor centro asistencial para enfermos de COVID-19 en el país. El funcionario revió esa decisión luego de dialogar con el entonces Ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni.

El colapso del sistema llegó a un grado tal que el Ministerio de Salud dispuso la suspensión hasta nuevo aviso de todas las cirugías programadas en todo el país (resolución 107/21 del MSPyBS) con el fin de contar con mayor número de camas para atender la demanda por COVID-19.

El miércoles 3, personal del Instituto y familiares de pacientes se manifestaron en conjunto. Según el diario paraguayo ABC, la adquisición de medicamentos insume hasta 20 millones de Guaraníes diarios, lo que equivale a unos 300 dólares.

Funcionarios del gobierno paraguayo intentaron desacreditar a lxs profesionales, vinculándolos a la compra de medicamentos y acusándolos de querer lograr «protagonismo en la prensa» aprovechando la «desgracia de la gente». Esas fueron las expresiones del viceministro de Salud  Julio Rolón en una entrevista para Radio Uno 650 AM.

Los profesionales rechazaron las insinuaciones de los funcionarios de manera contundente: «es fácil el día de hoy disparar contra la gente que siempre estuvo y estará al lado del pie del cañón e incluso muchos de ellos los cuales también cayeron víctimas de la enfermedad», expresaron en un comunicado firmado por «médicos en la pandemia».  En el mismo texto advirtieron que «ya no nos dejaremos pisotear y levantaremos nuestra voz así como siempre estuvimos firmes como soldados en ésta lucha diaria contra el Covid-19».

El pueblo en la calle y la crisis política

El viernes 5 se desencadenó la protesta multitudinaria, convocada principalmente desde redes sociales y bajo el lema «Estoy para el marzo paraguayo 2021». La consigna remite al «marzo paraguayo» de 1999, crisis política enmarcadas en protestas masivas y el asesinato del entonces vicepresidente Luís María Argaña. Una de los cánticos más escuchados fue «fuera Marito», en alusión al mandatario.

La protesta fue reprimida duramente por la policía antidisturbio, con un saldo de al menos 20 personas heridas. También hubo una persona fallecida, aunque medios oficiales ponen en duda de que la muerte se haya producido en el contexto de las movilizaciones y la represión.

Las protestas no fueron convocadas por las organizaciones políticas opositoras, aunque líderes de diversos espacios políticos pidieron la renuncia del presidente Mario Abdo Benítez y del vicepresidente Hugo Velázquez. En ese sentido se manifestaron el titular del Partido Liberal Radical Auténtico, Efraín Alegre, y el Senador y presidente del Frente Guasu, Carlos Filizzola.

Abdo Benítez pidió a todo su gabinete que pusiera sus renuncias a disposición. Finalmente, el mandatario anunció anoche el reemplazo de los ministros de Salud Pública y Bienestar Social, Mujer, Educación y Ciencias, y Gabinete Civil.

En la tarde del sábado hubo una nueva movilización hacia Mburuvucha Roga -residencia presidencial- la que también fue reprimida por la policía, con un saldo de al menos 8 personas detenidas.

Las decisiones del presidente no han detenido la protesta popular. Hoy, por tercer día consecutivo, una multitud se reúne frente a la residencia del mandatario.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *