El complot detrás de las protestas en Cuba

Download PDF

El Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla denunció el papel de los Estados Unidos en los disturbios ocurridos el domingo en la isla. Periodista demostró que en las redes sociales hubo una operación contra la revolución.

El domingo último se registraron protestas y disturbios en varios puntos de Cuba. A diferencia de ocasiones anteriores, esta vez se registraron intentos de saqueos y la destrucción de diversos bienes en la vía pública.

Los medios internacionales de mayor difusión dieron amplia cobertura a estos hechos, aunque basándose -generalmente- en preconceptos sobre la política cubana. Eso explica que varios portales enfatizaran el alza de casos de COVID-19 en la isla y los problemas surgidos para atender la pandemia, a pesar de que las cifras de la pandemia en Cuba son mucho mejores incluso que las de países con economías desarrolladas.

En conferencia de prensa, el Rodriguez Padilla presentó distintas evidencias sobre la implicación de los Estados Unidos en las acciones registradas el 11 de julio.

Rodriguez Parrilla señaló que el hashtag #SOSCuba no surgió en la isla sino a través de una cuenta radicada en Nueva York. Fue lanzada originalmente cuando la Asamblea de las Naciones Unidas se aprestaba a votar una nueva resolución contra el bloqueo que ejerce unilateralmente USA desde hace 6 décadas.

Casi en simultáneo con los hechos ocurridos en la isla, comenzaron a circular en las redes noticias falsas tanto sobre las protestas como sobre la represión.

Algunas Fake News fueron propaladas por conocidos medios internacionales. El diario conservador y pro monárquico ABC (España) aseguró que el Viceministro del Interior había dimitido por desacuerdo con el uso excesivo de la fuerza, lo que fue rápidamente desmentido por el Centro de Prensa Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Ilustración basada en una foto del Brigadier General Samuel A. Leffler

También circularon imágenes de supuestas movilizaciones en el Malecón habanero, aunque en realidad una se trataba de una foto de Egipto en 2011 (como demostró RTVE),  otra de festejos de la Copa América en Argentina y otra de manifestaciones independentistas en Barcelona (revelados por la agencia EFE).  Por su parte, la cadena estadounidense CNN presentó imágenes tomadas en Miami como si se tratara de Cuba, así como manifestaciones a favor de la revolución etiquetadas como si se tratara de protestas.

Las noticias falsas y miles de posteos críticos con el gobierno cubano se difundieron rápidamente en las redes con el apoyo de cuentas automatizadas y de activistas digitales que intervienen habitualmente en campañas contra gobiernos populares o de izquierda.

Ayer se produjo también un ataque distribuido «de denegación de servicio» (DDoS) contra el sitio Cubadebate, el cual registró 580.000 accesos en sólo 30 minutos. Esa cifra es mayor al total de visitas que recibe típicamente esa Web durante toda una jornada.

La magnitud y simultaneidad de las intervenciones en las redes, así como la variedad de recursos empleados, sugieren la existencia de mecanismos de coordinación regulares.

Según señala la periodista cubana Rosa Miriam, las acciones de este tipo se enmarcan en el concepto de «guerra centrada en la red» que impulsa  el Departamento de Estado norteamericano desde 2003 y que se orienta a producir » operaciones militares de acuerdo con los principios relacionados con la información».

Maniobras en Twitter

El analista Julián Macías Tovar analizó los tuits publicados con los hashtags #SOSCuba y #SOSMatanzas. Los primeros con esas etiquetas se difundieron el 5 de julio, en el marco del aumento de casos de COVID-19 en la provincia de Matanzas, con poca repercusión.

Macías Tovar comprobó que el hashtag SOSCuba había recibido el impulso de miles de bots. Además, fue en una cuenta con la bandera de España la que comenzó a usar la etiqueta en relación con la situación sanitaria en la isla.

Antonetti es capaz de tuitear varios tuits por segundo (captura de Twitter)

Una de las cuentas que mayor actividad tuvo en este tema fue la de Agustín Antonetti, periodista ligado a la CNN e integrante de la derechista «Fundación Libertad». Antonetti intervino fuertemente en las campañas contra Evo Morales y Andrés Manuel López Obrador.

El analista también verificó que más de 1.500 cuentas que intervinieron en la difusión de los post contra Cuba habían sido creadas entre el 10 y el 11 de julio. También observó la proliferación de tuits exactamente iguales, un patrón habitual en campañas a cargo de cuentas automatizadas.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *