Antes de asumir, Bolsonaro perjudica a la salud de los brasileños

Download PDF

Cuba decidió retirar al contingente de médicos de ese país que  realizan atención primaria en las zonas más necesitadas de Brasil.

El gobierno cubano decidió retirar a los médicos cubanos que participan en el programa «Mais Médicos». La medida obedece a las expresiones del electo presidente Jair Bolsonaro sobre las condiciones que impondría para la continuidad del programa, así como las reiteradas alusiones del propio ex militar y de su entorno en contra del comunismo y en particular contra Cuba.

Mais Médicos comenzó a funcionar en 2013, bajo la presidencia de Dilma Roussef, enmarcándose en un convenio tripartito entre la Organización Panamericana de la Salud, Cuba y Brasil. No contempla sólo la participación de profesionales cubanos sino, por el contrario, establece un orden de prelación según el cual las vacantes para la atención de zonas desfavorecidas darán prioridad a médicos brasileños.

Al momento de comenzar el programa, había 700 municipios brasileños que no contaban con médico alguno, según detalló la propia Roussef en un artículo publicado en Cubadebate. La ex mandataria también explicó que Brasil sólo contaba con 1,8 médicos por cada 1.000 habitantes, mientras que la isla caribeña exhibe una relación muy superior: 6,7 médicos por cada 1.000.

De acuerdo con las pautas del convenio, la proporción de galenos cubanos en el programa se fue reduciendo, del 88% a aproximadamente el 45%. No obstante, la salida de los profesionales pondrá en riesgo la atención de 24 millones de brasileños, según fuentes del Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud (Conasems).

Foto de Araquem Alcantara
(Foto: Araquem Alcantara) La intervención de los profesionales del programa «Mais Médicos» ha sido importante para la población brasileña

El Ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodriguez Parrilla, recordó que durante los cinco años de funcionamiento de «Mais Médicos», unos 20.000 profesionales cubanos atendieron a pacientes 113 millones de veces, posibilitando que en 1.100 municipios toda la atención básica estaba a cargo de los profesionales del país caribeño. Esa función ha sido particularmente importante en la región amazónicas.

Por su parte, la viceministra de salud cubana, DSc. Marcia Cobas Ruiz, señaló que los médicos que participaron del programa no fueron a buscar trabajo, sino a cumplir con una misión «como la que desempeñan en Qatar, Argelia, China, Venezuela o en las 67 naciones» con las que Cuba colabora de manera solidaria.

La importancia de «Mais Médicos» quedó de relieve en un estudio realizado en 2017 por investigadores de la Universidad Federal de Mina Gerais, en el que evaluaron la incidencia del programa en distintas regiones respecto de la situación previa, en la cual la población sólo accedía a un médico en horarios restringidos. El trabajo concluyó que la intervención de los profesionales extranjeros implicó una mejora para la salud de la población debido «a la mayor permanencia de los médicos en la unidad (de atención), mayor cantidad de tiempo destinado a consultas médicas respecto de los profesionales anteriores y a la flexibilidad para atender a los pacientes ante consultas espontáneas después de cerrada la atención».  Un estudio anterior había mostrado la alta valoración de parte de los pacientes respecto del rol de los médicos del programa, a quienes puntuaron con 9,1 en promedio en una escala de 0 a 10.

A poco de haber ganado la segunda vuelta en las elecciones presidenciales, el ex militar Bolsonaro anunció que buscaría que los médicos cubanos revalidaran sus títulos mediante alguna evaluación, y que cambiaría la forma de pago -acordada en el marco del convenio mencionado anteriormente- para retribuir de manera directa a los profesionales. Durante la campaña, Bolsonaro había dicho que expulsaría a los médicos de la mayor de las Antillas.

Las afirmaciones del mandatario electo apuntaban a cuestionar la política de derechos humanos en la isla, en línea con la postura del gobierno de los Estados Unidos. Esa correlación quedó más explícita con la felicitación emitida por el Consejo de Seguridad Nacional norteamericano por sus palabras descalificadoras contra el sistema de gobierno de la isla.

De esta forma, el posicionamiento ideológico derechista del candidato y su alineamiento con los intereses norteamericanos terminará perjudicando a amplios sectores de la población brasileña, que ya no podrán contar con la atención médica básica de profesionales capacitados y comprometidos.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *