Actualizado: el avance de las vacunas contra el COVID-19

Download PDF

De acuerdo con la información publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son 6 las posibles vacunas que realizan pruebas en fase III. Proyecto cubano ingresa a fase I.

Imagen tomada de la web del Instituto Finlay

En su informe periódico sobre el avance de las vacunas contra el COVID-19 en el mundo, la OMS registra 6 iniciativas que se encuentran ya en la fase de estudios clínicos sobre un gran número de personas. Tres de ellas se desarrollan en China, en tanto que las otras están lideradas por empresas británicas o estadounidenses.

Dos de las empresas farmacéuticas involucradas en el desarrollo de estas vacunas figuran en la nómina de las 10 más grandes del mundo: a norteamericana Pfizer y la británica AstraZeneca.

Las seis vacunas

  • La Universidad de Oxford y AstraZeneca desarrollan una vacuna de «vector viral no replicante». Es la que será producida en la Argentina y envasada en México, según informó el gobierno de Alberto Fernández. Los ensayos de fase III iniciaron el 17 de agosto último y se desarrollarán sobre 30.000 personas. Se prevé que estas pruebas concluyan el 2 de diciembre de este año, aunque el estudio completo terminaría recién en octubre de 2022.
  • La alemana BioNTech desarrolla junto a Pfizer una vacuna «de ARN mensajero»». Ambas se asocian con la compañía china Fosun Pharma. Los estudios de fase III dieron comienzo en abril pasado y prevén la participación de 29.481 personas. Esperan terminar la experiencia en abril del año próximo, concluyendo el estudio en noviembre de 2021.
  • La estadounidense ModernaTX trabaja en conjunto con el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) del mismo país para el desarrollo de una vacuna orientada a generar anticuerpos contra las «espigas» del coronavirus que le permiten unirse a las células humanas. El 27 de julio dieron comienzos sus estudios de fase III, las que prevén la participación de 30.0000 personas y concluirían en octubre de 2022.
  • Sinovac Biotech, con sede en Beijing (China), desarrolla una vacuna de virus inactivado (fragmentos de virus). La firma trabaja en conjunto con el instituto Butantán de São Paulo (Brasil). El desarrollo de la fase I comenzó en julio y se prevé la terminación para septiembre de este año. El estudio completo terminaría en octubre de 2020.
  • El Instituto de Productos Biológicos de Wuhan (la ciudad donde se produjo el primer brote epidémico), en conjunto con la farmacéutica china Sinopharm (de mayoría estatal)  también avanza en el desarrollo de una vacuna de virus inactivado. Los estudios de fase III comenzaron en junio en los Emiratos Árabes Unidos, e involucra a más de 15.000 participantes. Se prevé que la investigación termine en julio del próximo año.
  • El Instituto de Biológicos de Beijing también desarrolla una candidata junto a Sinopharm. Prevén estudios en paralelo a los del Instituto de Wuhan.

Además de estas 6, otro producto chino ingresará pronto en la fase III: se trata de una vacuna de vector viral no replicante producida por la firma CanSino Biologics. Para las pruebas masivas, la empresa acordó con los gobiernos de Rusia, Chile, Arabia Saudita y Brasil, según consignó Reuters. Este producto fue aprobado por el gobierno chino para su utilización en personal del ejército.

Vacuna cubana inicia Fase 1

En la lista de sólo 30 proyectos en fase de evaluación clínica que figuran en la nómina publicada por la OMS el jueves último, aparece esta vez la vacuna que desarrolla el Instituto Finlay de Vacunas. Esa institución científica fue fundada por el Estado cubano en 1991, tomando como base el desarrollo de la vacuna VA-MENGOC-BC contra la meningitis.

El medicamento en desarrollo se denomina Soberana 01, y es la primera vacuna candidata en latinoamérica que llega a la etapa de pruebas en seres humanos. En la página del Registro Público Cubano de Estudios Clínicos consta que los estudios comenzarán este lunes 24 de agosto, previéndose su finalización para enero de 2021.

La decisión de desarrollar una vacuna propia por parte del gobierno y las instituciones de la isla busca aprovechar la experiencia previa en emprendimientos científicos de este tipo, teniendo a la soberanía tecnológica como horizonte.

¿Y la vacuna rusa?

El martes 11 de agosto, presidente ruso Vladimir Putin anunció ante sus ministros el registro de la primera vacuna en el mundo contra el COVID-19.

De acuerdo con el relevamiento de la OMS, la droga Gam-COVID-Vac Lyo desarrollada por el instituo Gamaleya se encuentra en la fase I de evaluaciones clínicas. La nómina del organismo internacional se elabora en base a información pública y no implica aval de parte del mismo.

En el Registro de Ensayos Clínicos que mantiene la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos figura la información del estudio de fase 1 de la vacuna rusa, cuyas fechas de realización estaban previstas entre el 3 de junio y el 17 de junio de este año.

En cuanto a los ensayos de fase III, la agencia Tass informa que el inicio de la misma está previsto para estos días, y se realizará sobre «decenas de miles» de participantes.

El gobierno ruso decidió iniciar la vacunación con la Gam-COVID-Vac, confiando en los resultados positivos obtenidos en las etapas previas, aunque los mismas no fueron compartidos con publicaciones científicas internacionales.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *