Salta: miedo a la juventud organizada

Download PDF

Un estudiante de la Escuela de Comercio 5076 «Arturo Illia» de la ciudad de Salta denunció que las autoridades impiden la conformación de un centro de estudiantes democrático en la institución.

La ley 26.877 establece que las instituciones educativas «deben reconocer los centros de estudiantes como órganos democráticos de representación estudiantil». La misma norma establece que el único requisito para participar de esos órganos es el de acreditar la condición de estudiante de la institución «sin otro tipo de requisito».

Coordinadora de Estudiantes Secundarixs
La Coordinadora de Estudiantes Secundarixs de Salta, protagonista en las luchas recientes

La ley data del año 2013, y entre las instituciones que comprende nombra específicamente a «las instituciones educativas públicas de nivel secundario».

Sin embargo, algunas autoridades quieren disponer de estas organizaciones en función de sus propios intereses o puntos de vista, contrariando los objetivos propios de estos centros.

Exequiel, un alumno de 16 años de la Escuela de Comercio 5076 «Arturo Illia» difundió por las redes sociales la situación que se vive en esa institución respecto de este tema. El estudiante contó que, desde antes de las vacaciones de invierno últimas, empezó a contactarse con delegados de distintos cursos para formar el Centro de Estudiantes.

Al enterarse de la iniciativa -explica el alumno-, el vicedirector Gabriel Tejerina Navarro le advirtió que no podía reunirse con los otros delegados, anunciándole además que el Centro ya se estaba formando. Tiempo después, un grupo de alumnos -delegados de curso- le informaron que el Estatuto que se estaba redactando especificaría que no se podrían abordar temas religiosos ni políticos.

Uno de los reclamos del Exequiel es que las autoridades -encabezadas por el director Luis Marcelo Romano- le impidieron toda participación en la elaboración del Estatuto; incluso fueron más allá, prohibiéndole que se reuniera con otros estudiantes fuera del horario escolar y fuera de la institución.

Posteriormente, los estudiantes se enteraron de que el Estatuto preveía sanciones para quien pegara carteles o realizara una sentada; el autor de la comunicación resumió el cuadro en una pregunta: «¿Cómo puede ser que lo que nos tiene que avalar nos limita a tomar decisiones democráticamente?».

El próximo sábado habrá una reunión de delegados para tratar la constitución del Centro; el alumno denunció que el vicedirector forzó esta mañana a una nueva elección de delegados en su curso para evitar que el joven esté presente en esa instancia.

El estudiante señaló que el director avala estas situaciones antidemocráticas, destacando que «todo intento de organización estudiantil es reprimido en el colegio si no responde a las autoridades».

La comunicación finaliza enfatizando que los alumnos quieren «un centro de estudiantes democrático y representativo, producto del debate colectivo», y que son ellos mismos quienes van a conseguirlo «informándonos y reclamando por lo que es nuestro».

En Salta los estudiantes secundarios han tomado mayor protagonismo a partir de la lucha por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito; allí se conformó la Coordinadora de Estudiantes Secundarixs, espacio donde participa Exequiel.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *