Un fallo a favor de los jubilados

Download PDF

Por decisión de la Corte Suprema, el Estado deberá recalcular la actualización de haberes de jubilados en favor de éstos. El fallo corresponde a la presentación de Lucio Blanco, jubilado en 2003, pero tendrá efecto inmediato en más de 1.600 causas que están en consideración del Tribunal, sentando jurisprudencia para miles de otras presentaciones similares.

Blanco reclamaba una recomposición de sus haberes en función de un índice de actualización diferente al utilizado por la ANSES.

Con el voto de los magistrados Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti, más la coincidencia de la Elena Highton, la Corte ratificó un fallo del año 2009 por el cual se establecía que «las remuneraciones consideradas para el cálculo de las jubilaciones debían actualizarse por el ISBIC (índice de salarios básicos de la industria y la construcción)», en lugar de usar el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) como pretendía la ANSES en base a sus propias decisiones. Sólo el presidente del Tribunal, Carlos Rosenkrantz, votó en contra de la decisión.

Corte Suprema, foto NA
Por decisión de la Corte, las jubilaciones deben actualizarse por un índice más conveniente para los jubilados (Foto NA)

La controversia resuelta por la Corte se refiere al cálculo de la actualización de jubilaciones reclamada ante la justicia, las que estuvieron congeladas desde el gobierno de Menem hasta la sanción de la ley 26.417 en el año 2009.

En 2016, el Decreto presidencial N° 807/2016 había dispuesto que se utilizara el RIPTE para calcular la actualización de las jubilaciones correspondientes al período comprendido entre el 1 de abril de 1995 y el 30 de junio de 2008; en los considerandos de esa medida, el gobierno reconoce que la Corte había adoptado otro índice (ISBIC, Índice de Salarios Básicos para la Industria de la Construcción), pese a lo cual eligió el RIPTE, argumentando que éste «se ha mantenido en cifras similares» al ISBIC. Similar esquema quedó establecido para los acuerdos previstos en la llamada «Ley de Reparación Histórica».

Pese a la afirmaciones del oficialismo, la variación del RIPTE de 1995 a febrero de 2009, incrementó 178%, mientras que el ISBIC fue de 435% (véase el artículo del Dr. Juan Pablo Chiesa en Diario Judicial).

El uso del RIPTE para el cálculo de las actualizaciones de las jubilaciones anteriores al 1 de agosto de 2016 fue establecida mediante la resolución 56/16 de la ANSES. El fallo del máximo tribunal establece de oficio la inconstitucionalidad de esa norma, al igual que la de la resolución 1/2018 de la Secretaría de Seguridad Social.

La decisión de la Corte tendrá impacto en más de 16.000 presentaciones similares que esperan su consideración por ese Tribunal, ya que el texto establece que deberá aplicarse de manera inmediata a las causas en trámite. La jurisprudencia también beneficiará a unas 150.000 causas similares.

En la fundamentación del voto disidente de Rosenkrantz (que puede leerse desde la página 31 del fallo) también adelanta un criterio favorable de su parte respecto de la constitucionalidad de la fórmula de cómputo adoptada por la llamada «Reforma Previsional» (ley 27.426), la que fuera aprobada por el Congreso del 18 de diciembre del año pasado pese al masivo rechazo que despertó la norma.

Puede consultarse el fallo concreto en la Web del CIJ.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *