Lo que hay que saber sobre el acuerdo con el FMI

¿Se trata de un acuerdo o sólo de un avance? ¿evitará el default? ¿implicará ajustes o restricciones a la economía nacional? Repasamos aquí los elementos que se conoce sobre el entendimiento anunciado por el Presidente, así como los posicionamientos de distintos espacios y referentes políticxs. Ilustraciones: fotos tomadas por María Alaniz en la marcha realizada en Salta contra el FMI y el ajuste en diciembre último.

“Buenos Días. Quiero anunciarles que el Gobierno de la Argentina llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”. Esas fueron las primeras palabras del presidente Alberto Fernández en el mensaje grabado en Olivos y transmitido en la mañana del viernes 28 de enero.

El mandatario ponderó el avance con el organismo asegurando que “teníamos una soga al cuello” mientras que ahora “tenemos un camino que podemos recorrer”.

La alocución presidencial enfatizó que, para el gobierno, el nuevo escenario no supondrá restricciones: “no restringe, no limita, no condiciona los derechos de nuestros jubilados”, afirmó sobre el acuerdo, reiterando que permitirá “actuar ejerciendo nuestra soberanía y llevar adelante nuestras políticas de crecimiento, desarrollo y justicia social”.

Pese al optimismo discursivo, los avances en las negociaciones con el Fondo sí establecen restricciones, a través de fuertes límites a la política monetaria y al déficit fiscal.

El acuerdo aún no está vigente y aún no se conocen los detalles. Sin embargo, a partir de las manifestaciones de los protagonistas es posible tener un panorama del significado del avance de las negociaciones con el organismo acreedor.

Alcance del acuerdo

Se trata de un avance, pero aún no se firmó nada.

Según funcionarios del Fondo citados por Financial Times, se arribó a coincidencias en “políticas clave” pero aún está pendiente un entendimiento a nivel de equipos. El artículo mencionado señala que un acuerdo completo requerirá de la aprobación del directorio del FMI y por el Congreso argentino.

El comunicado emitido por el propio Fondo especifica que los avances forman parte de las “discusiones en curso sobre un programa respaldado por el FMI” y recuerda que “el acuerdo final sobre un acuerdo de programa estaría sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI”.

El programa convenido con el Fondo se refiere a un programa de 2 años y medio, que contempla un nuevo préstamo equivalente a la deuda contraída en el gobierno de Macri . El Ministro Guzmán aseguró que los pagos empezarán luego de 4 años.

Rechazos y apoyos

El gobierno argentino aceptó reducir el déficit fiscal al 2,5% del PBI para el año en curso, bajando a 1,9% en 2023 y a 0,9% en 2024, de acuerdo a lo detallado por el Ministro Martín Guzmán. La emisión monetaria también estará limitada, estableciéndose un tope a la emisión del 1% este año, disminuyendo al 0,6% en 2023; esto significa que el resto del déficit deberá financiarse contrayendo nueva deuda, algo que agregará nuevos condicionamientos al país. Según el economista Horacio Rovelli, esa exigencia llevará a la presión para que “se vendan los recursos naturales a precio vil” de modo similar al que implementaron las leyes menemistas de Reforma del Estado.

Si se verifica la afirmación presidencial de que no habrá reducciones en las inversiones en obra pública, adecuarse a las cifras convenidas requerirá una diminución en gastos corrientes como salarios, jubilaciones, programas sociales, etc. El gobierno también podría apelar a la quita de subsidios, que conllevaría aumentos de tarifas que resentirá la situación económica de parte de la población.

El cumplimiento de esos números será monitoreado trimestralmente por el FMI.

Advertencias y críticas de sectores afines al oficialismo

Las críticas al acuerdo se escucharon más de sectores que integran la alianza gobernante que en la oposición expresada en Juntos por el Cambio.

El día en que se anunció el acuerdo, el ex vicepresidente Amado Boudou afirmó que “no es un día de alegría, es un día en el que no hay nada que festejar”. La agrupación Soberanxs (espacio que integra Boudou junto a Alicia Castro, Gabriel Mariotto, otros ex funcionarios de la gestión de Cristina Fernánfez de Kirchner y referentes vinculados a posiciones progresistas) lamentó que el gobierno hubiera ignorado la propuesta de hacer una presentación ante la Corte Penal Internacional por la ilegitimidad de la deuda cuyo pago convalidará el nuevo acuerdo.

Esta mañana, en una entrevista realizada por Cynthia García para AM750, la ex embajadora Castro comparó los compromisos aceptados por el gobierno con los del “Megacanje” de De La Rúa, en particular en el camino hacia un “déficit cero” en un contexto de altos niveles de pobreza.

Claudio Lozano, director del Banco Nación, calificó al acuerdo como un “default diferido”, ya que establece un sendero restrictivo para los próximos dos años y medio, trasladando los pagos previstos para 2021 y 2022 para 2026 ó 2028. Parece más que improbable que la economía argentina genere en ese tiempo la enorme cantidad de divisas que requieren esas erogaciones, por lo que tampoco parece probable que actúe como un “shock de confianza” .

Para Lozano, la aplicación de tasas de interés por encima de la inflación (informada también por Guzmán), en un contexto en que los precios mantienen una fuerte suba, tenderá “a alimentar el comportamiento especulativo del mercado de capitales en pesos y a desalentar la política de crédito para el desarrollo productivo”.

El economista publicó esas opiniones en su condición de titular del partido Unión Popular.

Por su parte, la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda (iniciativa que reúne referentes de Derechos Humanos como Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel, junto a partidos políticos, organizaciones sociales y otras) llamó a “la unidad para enfrentar este acuerdo odioso”. Desde el espacio consideraron que con este entendimiento se consuma “la estafa realizada bajo el mandato de Macri, legitimada y asumida por el actual gobierno”.

Desde donde sí hubo apoyo a las gestiones oficiales fue de parte de Juntos por el Cambio. La Alianza que gobernó el país hasta diciembre de 2019 difundió un breve comunicado en el que consideró “positivo este primer entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que evita así un costoso default”.

Print Friendly, PDF & Email

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.