Terror y muerte en Río Negro

Download PDF

Dos personas de civil pasaron los retenes policiales e ingresaron armadas al predio que reclama el lof Quemquemtreu. Asesinaron a un joven de 29 años e hirieron gravemente a otro. Un grupo de civiles agredió a mapuches frente al hospital de El Bolsón.

Foto publicada por Bing Bang! News

Desde el 26 de septiembre el Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (COER) de la policía rionegrina mantiene cercada la zona donde el lof Quemquemtreu reclama las tierras que los mapuches ocupan ancestralmente. Los efectivos incluso impidieron que se llevara alimentos y agua a la comunidad mapuche.

Quienes sí pasaron el último domingo fueron dos supuestos cazadores, portando escopetas calibre 22. La comunidad los señaló desde el principio como autores materiales de los disparos que dieron muerte a Elías Garay, de 29 años, e hirieron en el abdomen a Gonzalo Cabrera, de 25.

Cabrera quedó internado en el hospital de área El Bolsón. Allí se produjo una agresión contra quienes acompañaban al joven herido. Los atacantes fueron personas vestidas con indumentarias que suelen atribuirse a los «gauchos».

Breve cronología

Desde el 18 de septiembre pasado la comunidad mapuche Quemquemtreu ocupa un predio en Cuesta del Ternero. Se trata de un lugar conocido como Tapera de los Álamos cuya propiedad reclama Rolando Rocco, un empresario dedicado -entre otros negocios- a la forestación, que muchas veces fue favorecido por los Estados provincial y nacional, y en más de una ocasión en coincidencia con Papel Prensa. En una conferencia de prensa realizada ayer, Nelson Ávalos (APDH) explicó que él ha visitado el territorio y que allí no se advierte ningún tipo de inversión o trabajo como el que dice realizar el empresario.

El lof Quemquemtreu señaló en un comunicado que el predio estaba «deshabitado desde hace más de 50 años» y a merced de «intereses inmobiliarios, forestales e hídricos». La contaminación y los incendios en la zona también fueron aspectos ponderados por la comunidad para actuar en la recuperación de la zona.

Conferencia de prensa de Mauro Millán y Nelson Ábalos desde El Bolsón

El fiscal de El Bolsón, Francisco Arrien, había acordado con la comunidad la realización de una audiencia para el día 27 de septiembre. Sin embargo, el 24 de septiembre se realizó un allanamiento en la zona por pedido de la jefa de fiscales Betiana Cendón, procedimiento durante el cual fueron detenidxs al menos 3 personas. La comunidad denunció que un niño sufrió agresión física por parte de los uniformados.

Un día después, la policía volvió al lugar, esta vez sin la presencia de la fiscal (véase Revista Cítrica).

El 28 de septiembre, efectivos del COER agredieron con piedras, granadas de humo y perdigones a una caravana que llevaba alimentos para la comunidad, de acuerdo con la cobertura publicada por El Tábano Digital.

Diversas organizaciones sociales y de derechos humanos convocaron a un «acampe solidario» en la zona para apoyar al lof.

El gobierno provincial, en tanto, continuó promoviendo la campaña que busca considerar como «terroristas» a los mapuches que revindican los territorios que ocupan ancestralmente, apoyando así las acciones represivas contra las comunidades indígenas. Diversos medios de prensa (locales y nacionales) acompañaron la acción psicológica tendiente a estigmatizar al pueblo mapuche.

Signos de sicariato

«No fue un hecho fortuito», aseguró el longko del lof Pillán Mahuiza, Mauro Millán. En la conferencia de prensa mencionada más arriba el referente mapuche resaltó que las personas que participaron en el acampe solidario nunca pudieron entrar al territorio (impedidos por la policía), pero los supuestos cazadores ingresaron portando armas. «Queda claro que la policía de Río Negro, el grupo COER, está involucrada en esto», concluyó Millán.

La identidad de las víctimas tampoco parece casual. Garay era el compañero de una mujer mapuche que el 16 de noviembre último denunció por acoso sexual a dos efectivos del COER.

El ataque en el hospital tampoco parece azaroso. Según explicó la madre de Cabrera en una entrevista realizada por La Izquierda Diario, el joven le dijo que había visto a la persona que disparó, por lo que su testimonio es clave para dilucidar el crimen.

Esos aspectos, sumados a la postura exhibida por la Gobernadora, los grandes medios de comunicación y los funcionarios judiciales, llevó a Millán a considerar que el crimen revela la aparición del sicariato contra los mapuches.

Al contrario de lo que cuentan los grandes medios, las autoridades (actuales y anteriores) sobre una supuesta guerrilla mapuche, los únicos hechos claramente conocidos muestran al Estado asesinando o consintiendo el asesinato de indígenas.  El werken de la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro, Orlando Carriqueo, lo definió con crudeza: «que no nos vengan a hablar de violencia porque los muertos los seguimos nosotros».

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.