Tartagal: violenta represión y desalojo

Download PDF

La policía desalojó con golpes y balas de goma a un grupo de personas que ocupaba un predio ubicado en el barrio Nacional, sudoeste de la ciudad de Tartagal.  Los uniformados también agredieron a familias de una comunidad Toba.

Heridos por balas de goma en Tartagal

El lugar estaba ocupado desde la semana pasado por más de 100 familias de indígenas y criollos, apremiados por la necesidad de contar con vivienda. El propietario del terreno, Juan Muñoz, había presentado una denuncia ante la justicia, aunque -según describieron varios vecinos- el lugar se encontraba descuidado y sin desmalezar.

Esta madrugada, y en virtud de la orden dispuesta por el fiscal penal N°1 de Tartagal, Gonzalo Vega, la policía procedió a desalojar el lugar de manera violenta, con golpes, gases y balas de goma. El operativo se realizó sin considerar la presencia de menores en el lugar.

La violencia policial también alcanzó al trabajador de prensa Julio Nogales, quien sufrió heridas por perdigones de goma en las piernas.

Protestas en barrios vecinos

Los uniformados persiguieron a los ocupantes por los barrios próximos, donde varios pobladores también sufrieron las consecuencias de la represión policial, según denunciaron pobladores del lugar.

Los vecinos decidieron ocupar la calle San Lucas (al sur del predio desalojado), en protesta por la represión policial y reclamando la presencia del intendente, el radical Mario Mimessi.

Activan protocolo por COVID-19

Una de las personas detenidas durante el desalojo fue trasladada al hospital Juan Domingo Perón por una herida en el ojo. Allí se constató que el joven en cuestión había llegado el fin de semana pasado desde Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, por lo que se dispuso su aislamiento y la toma de muestras para su análisis. Autoridades del nosocomio informaron que el joven no presenta síntomas de COVID-19.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *