Patricia Bullrich, otra vez en offside

Download PDF

Seis integrantes de prefectura fueron condenados hoy por imposición de torturas, privación ilegítima de la libertad, lesiones leves, robo agravado y calificado por uso de armas de fuego y por haber sido cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°9 de la Ciudad de Buenos Aires condenó a 10 años y 6 meses de prisión a los prefectos Leandro Antúnez, Osvaldo Ertel y Orlando Benítez; en tanto, Eduardo Sandoval, Yamil Marsilli y Ramón Felcón recibieron una pena de 8 años y 11 meses.

Foto de Emergentes
El abrazo con Norita Cortiñas (Foto: Emergentes)

La denuncia presentada por la Garganta Poderosa, con la asistencia del Centro de Estudios Legales y Sociales, se refiere al secuestro y las torturas sufridas por Iván Navarro y Ezequiel Villanueva -dos jóvenes de la Villa 21-24- en septiembre de 2016. Los jóvenes fueron detenidos por efectivos de Prefectura, golpeados y luego trasladados hasta un descampado, donde los torturaron, los amenazaron y volvieron a golpearlos.

Luego de la denuncia, uno de los jóvenes fue amenazado y perseguido por efectivos de la misma fuerza cuestionada. En mayo de este año, prefectos ingresaron ilegalmente a la vivienda de Roque,  fotógrafo de La Garganta Poderosa; el reportero fue detenido junto a su hermana.

Ese contexto de hostigamiento, en el marco del aval otorgado por las máximas autoridades nacionales, otorga una relevancia especial al fallo emitido hoy.

El ataque de Bullrich

El 8 de junio pasado, la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich realizó una conferencia de prensa en la que acusó a La Garganta Poderosa de buscar que «se meta el narcotráfico y (que) la venta de estupefacientes esté liberada».

Para sostener sus afirmaciones, la funcionaria difundió un vídeo editado en el que se superponía declaraciones de un referente de la organización villera con la agresión contra un efectivo de la prefectura -según el relato ministerial.

De esa forma, la responsable de la seguridad en la Argentina elegía desacreditar a la organización que había denunciado las torturas y los vejámenes por parte de una fuerza que depende precisamente de su cartera.

 

En su Web, La Garganta manifestó su alegría por este fallo, con el estilo que caracteriza a ese medio: «Y ahora sí, ahora mismo, esposados, custodiados y condenados, seis subordinados de la impunidad, títeres manejados por el Ministerio de Seguridad, nos anuncian un bonito día de primavera con este grito infinito de una querella villera que acaba de cambiar la historia, sin canjear jamás la memoria, ni por guita, ni por el perdón de sus televisores: en filita, a prisión, ¡todos los torturadores!».

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *