Milagro de Navidad

Download PDF

Las resoluciones de organismos internacionales pidiendo la inmediata liberación de Milagro Sala pone a prueba al entramado político y judicial que sustenta parte de las estrategias del oficialismo y lo compromete severamente en sus intenciones de integración internacional.

Tapa del 4 de diciembre
El gobierno frente a los organismos

A la resolución del Grupo de Trabajo sobre Detención arbitraria de la ONU, se sumaron las expresiones del Secretario General de la OEA Luís Almagro en una carta que le envió a la dirigente jujeña en prisión, y la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La protección mediática de que goza el gobierno actual enmarcó los discursos de los funcionarios nacionales y jujeños que se refirieron al tema; son inevitables las reminiscencias con el papel de la prensa gráfica cuando en la dictadura hablaba de una supuesta “campaña antiargentina”.

Las diferencias que ya había en el gobierno respecto de este tema se profundizaron, y esos desacuerdos empiezan a reflejarse en la prensa hegemónica.

En el diario La Nación, Joaquín Morales Solá reconoció que el gobierno se enfrenta ante un “serio problema de política exterior”; en defensa de la posición oficial, imagina una influencia decisiva de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en los órganos internacionales, cual si se tratara de la líder en ejercicio de una potencia mundial; en otra remake de las coberturas periodísticas afines a la dictadura, se anima a calificar de “desastre sin atenuantes” a la misiva enviada por el titular de la OEA. Aún así, el escriba señala que Macri se encuentra atrapado entre la presión internacional y “la obstinación de la política y la justicia jujeñas para mantenerla presa”.

Unas horas después del comunicado de la CIDH el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy decidió reiterar la tesis del peligro para mantener presa a Sala, ignorando completamente las expresiones de organismos constituidos por expertos reconocidos internacionalmente. La decisión estuvo a cargo de una de las Salas en que se dividió el Tribunal jujeño desde que fuera moldeado por el gobernador Gerardo Morales.

Hasta ahora, la posición oficial es la de mantener a la dirigente en prisión a toda costa; las palabras del presidente Macri justificando la detención en la supuesta opinión de una mayoría de los argentinos, no hace más que desacreditar cualquier apariencia de independencia del poder judicial, introduciendo a las palabras oficiales en argumentaciones cercanas al fascismo.

Hoy, el medio autogestivo Tiempo Argentino revela que juristas de diversas posiciones coincidieron con los argumentos de los organismos internacionales, señalando que las disposiciones de los mismos deben ser acatadas por el país en el contexto de un Estado de Derecho.

En este escenario, cobra relevancia política el anuncio del gobernador puntano Alberto Rodriguez Saá de que pasará la navidad junto a Milagro Sala.

Una tradicional consigna de la izquierda reitera una vez más su vigencia: una navidad sin presos políticos.

Otros temas

A pesar de la trascendencia del tema, la situación de Milagro Sala ocupa un lugar secundario en las portadas de los medios gráficos.

Pero hay otras cuestiones que se difundieron en estos días y que tampoco merecieron un lugar destacado en las publicaciones hegemónicas.

Un muerto cada 25 horas a manos de las fuerzas de seguridad

La Coordinadora contra la Represión Institucional (CORREPI) presentó el viernes en la Plaza de Mayo su Informe de la Represión Institucional 2016.

Entre los datos que se difundieron, se destacó que en el año se produjo una muerte cada 25 horas a manos de personal de fuerzas de seguridad; esta cifra constituye un récord desde el regreso de la democracia, ya que entre 2003 y 2015 había una víctima cada 28 horas y antes se registraba un caso cada 30 horas.

De las muertes de este año, el 49% corresponde a casos de gatillo fácil.

El informe revela que el gobierno de Cambiemos es en el que mayor cantidad de muertes a manos de fuerzas de seguridad en relación con los días de gobierno.

Un año atrás, la presentación del informe fue cubierto por Clarín; esta vez, parece que el Gran Diario argentino tenía prioridades diferentes.

Nación gastó menos del 4% del presupuesto para investigar enfermedades tropicales

El gobierno subejecutó el presupuesto en diversas áreas de la administración pública; uno de los datos más representativos de las prioridades del gobierno queda en evidencia en relación con el presupuesto para Salud.

Un artículo de La Nación firmado por Maia Jastreblansky repasa los conflictos en la cartera que conduce Jorge Lemus, que incluye renuncias, despidos y denuncias.

En particular, la nota destaca que en Investigación para la Prevención y Control de Enfermedades Tropicales y Subtropicales sólo se ejecutó el 3,9% de las previsiones presupuestarias. La subejecución también afecta a la Prevención y Control de Enfermedades Endémicas, donde se ocupó menos de la mitad.

Estas decisiones resultan especialmente graves en el año en que el país enfrentó la peor epidemia de dengue de su historia.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *