Evo Morales dimite frente a la violencia de un Golpe de Estado clásico

Download PDF

Evo Morales renunció a la presidencia luego de que las Fuerzas Armadas lo solicitaran y continuaran los atentados contra dirigentes y familias del oficialismo. También presentó su renuncia el vicepresidente Álvaro García Liñera.

El mandatario informó su dimisión en aras de la «pacificación»; también pidió a los líderes golpistas civiles, Luís Fernando Camacho y Carlos Mesa que «no maltraten a hermanas y hermanos» y «no engañen con mentiras».

Morales había decidido convocar a nuevas elecciones, pero esa decisión no había detenido la asonada golpista en su país. Con en escenas que muchos creían superadas en la región, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas -Williams Kaliman- transmitió la «sugerencia» de los uniformados de que el mandatario renuncie a su puesto; mientras tanto, continuó la violencia física contra funcionarios y dirigentes del oficialista MAS, algunos de los cuales decidieron renunciar por miedo.

Incendiaron la casa del presidente de la Cámara de Diputados, Victor Borda

Morales había cumplido con su compromiso de aceptar la posición de la OEA,  luego de que se conociera el informe de ese organismo que recomendaba esa decisión. El dictamen mencionado señaló una serie de deficiencias en el proceso de escrutinio que -a juicio de los expertos- impedían asegurar que el mandatario hubiera alcanzado el porcentaje de votos necesario para que no hubiera necesidad de balotaje; no obstante, asegura que «resulta posible que el candidato Morales haya quedado en primer lugar y el candidato Mesa en segundo».

Las acciones violentas de la oposición incluyeron  vejaciones a referentes políticxs, sociales y sindicales, incendio de viviendas, amenazas, toma violenta de medios de comunicación estatales y populares. Hay noticias de militantes y activistas sociales heridos en distintos puntos del país,

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *