Caso Rafael Nahuel: sin pruebas de enfrentamiento, el juez cree que hubo exceso en la defensa

Download PDF

Para el juez Zapata, en el asesinato de Rafael Nahuel los Albatros se excedieron en legítima defensa, procesándolos sin prisión preventiva. La Secretaría de Derechos Humanos y la APDH de Bariloche apelarán el fallo.

El 25 de noviembre de 2017 un grupo de efectivos del Grupo de Élite Albatros de la Prefectura Naval disparó con armas de fuego contra comuneros mapuches en la zona de Lago Mascardi. En ese hecho fue asesinado de un tiro por la espalda Rafael Nahuel Salvo. El proyectil de 9mm era compatible con los que usó la fuerza de seguridad. Sucesivas pericias corroboraron que los uniformados efectuaron más de un centenar de disparos, sin haber encontrado ninguna evidencia material de que los mapuches hubieran empleado armas de fuego, ni se registraran heridas de bala entre los Albatros, ni se hallara ningún arma de ese tipo que pudiera adjudicarse a integrantes de la comunidad indígena.

Luego de numerosas idas y vueltas entre tribunales de diferentes instancias, el miércoles 16 de junio de 2021, el juez  Gustavo Zapata -subrogante del Juzgado Federal de Bariloche- procesó a 5 integrantes del Grupo Albatros que participaron en el asesinato de Rafael Nahuel en noviembre de 2017. El magistrado les endilga «homicidio agravado por su comisión con violencia contra las personas mediante la utilización de armas de fuego, cometido con exceso en la legítima defensa».

Francisco Javier Pintos, Sergio Guillermo Cavia, Juan Ramón Obregón, Carlos Valentín Sosa y Sergio Damián García realizaron «al menos 130 disparos» según relata el fallo de Zapata al que tuvo acceso ANCLA-LA. A pesar de ello, el magistrado no puso en cuestión los testimonios de los uniformados, quienes insistieron en que habían respondido a agresiones con armas de fuego.

La calificación adoptada por Zapata supone la aceptación de la versión de los uniformados sobre un supuesto «enfrentamiento» con la comunidad mapuche que había recuperado un predio junto al lago Mascardi. Para ello se basó exclusivamente en testimonios de personal de la fuerza de seguridad actuante, por lo que en el fallo señala reiteradamente que los integrantes de la comunidad usaron «posiblemente» armas de fuego.

El Juez procesó a Sergio Cavia por homicidio agravado por uso de armas de fuego, pero consideró que actuó en exceso de legítima defensa

Cabe recordar que de las diferentes inspecciones y pericias  no surgieron evidencias materiales de que hubieran existido disparos de armas de fuego que no correspondieran a efectivos del Grupo Albatros. Además, la muerte de Nahuel fue causada por un tiro realizado desde atrás, ya que el proyectil ingresó por «la parte posterior de la cadera izquierda».

Zapata también aceptó los resultados de la tercera pericia balística realizada sobre el proyectil que mató al joven, la cual concluyó que el disparo fue producido por la pistola Pietro Beretta que usó Cavia. Así, el magistrado descartó el estudio realizado por los renombradxs especialistas Roberto Nigris, Karina Uribe, y Silvina Bufalini, realizado sólo 2 meses después de los hechos. En el medio hubo un estudio a cargo de Gendarmería y el llamativo extravío del proyectil, poco antes de que el Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Salta realizara la última pericia (véase En Estos Días).

El Juez tampoco tomó en consideración que el hecho se produjo en el marco de la represión por parte de fuerzas estatales contra integrantes de una comunidad indígena, ni las normas que protegen a dichas comunidades en relación con el acceso a los territorios que ocupan ancestralmente.

Las querellas apelarán

La APDH de Bariloche anunció que apelará la decisión, ya que beneficia a los imputados basándose en la hipótesis del «enfrentamiento», a pesar de que «no hay un sólo prefecto herido y del otro lado está Rafael Nahuel asesinado por la espalda», según consignó Página /12.

Por su parte, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación -que también es querellante en la causa- informó que apelará la decisión de Zapata, resaltando que «que no hay ninguna prueba en la causa que sostenga la teoría de un “enfrentamiento” con armas de fuego que pudiera haber puesto en riesgo a un grupo de elite como los albatros».

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *