Catamarca: terror a cielo abierto

Download PDF

La policía detuvo al menos 11 personas que se manifestaron contra la megaminería contaminante en Andalgalá. Denuncian allanamientos violentos y seguimientos ilegales.

La Asamblea El Algarrobo denunció que desde el lunes último numerosxs miembrxs de ese colectivo están siendo «perseguidxs deliberadamente por personal policial uniformado y de civil». La entidad ambientalista señaló que hubo drones sobrevolando las casas de manifestantes, vehículos rondando sin patente y con personal policial en su interior, y uniformados en actitud intimidatoria en inmediaciones de las viviendas.

Policía en Andalgalá. Foto compartida por la Asamblea El Algarrobo en su cuenta de Facebook

Ese mismo día se produjeron las primeras detenciones, las que continuaron ayer. La Asamblea informó que estas medidas se adoptaron sin que se conociera la carátula de la supuesta causa contra estxs manifestantxs.

El sábado pasado una multitud se manifestó en Andalgalá en contra del emprendimiento minero Agua Rica y La Alumbrera (MARA), luego de que la empresa a cargo -la canadiense Yamana Gold- comenzara el traslado de equipos para iniciar operaciones en la zona. Durante la marcha se produjo el incendio del local de la compañía transnacional, hecho del que la Asamblea deslindó responsabilidades. «Como todo Andalgalá sabe, desde hace once años y 584 caminatas, las distintas asambleas ciudadanas, incluida la Asamblea El Algarrobo, y demás ciudadanos que rechazamos la megaminería, nos manifestamos pacíficamente por las calles de nuestro pueblo para exigir la inmediata paralización de la actividad en el yacimiento Agua Rica», señalaron en un comunicado.

Las protestas continuaron la serie de medidas lanzadas desde el 22 de marzo pasado, día internacional del agua, e integran la larga lucha que lleva la comunidad de la zona contra los emprendimientos megamineros cuya actividad amenaza al agua de la región.

Cabe recordar que en 2016 el Concejo Deliberante del municipio resolvió por unanimidad prohibir «la actividad minera metalífera (oro, cobre, plomo, plata, etc.) en la modalidad en la modalidad denominada a cielo abierto, o a tajo abierto» en «toda la extensión de la Alta Cuenca Hídrica del Río Andalgalá» de la provincia de Catamarca. La ordenanza en cuestión, que lleva el número 029/2016, se fundamenta en amplia jurisprudencia sobre el tema, así como en numerosos estudios que advierten sobre el impacto contaminante de la explotación minera de ese tipo sobre las aguas y las consecuencias sobre la salud que ocasionó la actividad.

En diciembre del año pasado la Corte Suprema de Justicia de Catamarca declaró la inconstitucionalidad de la ordenanza referida, situación que habilitó el regreso de las actividades megamineras en la zona.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *