Así en Minneapolis como en Tucumán

Download PDF

Un hombre murió asfixiado a manos de policías de Tucumán. El caso recuerda al de George Floyd en Minneapolis.

Walter Nadal murió por asfixia luego de ser detenido por policías de Tucumán.

El hecho ocurrió el miércoles pasado. La versión policial consignaba que Nadal había sido apresado por un intento de robo y que había sufrido un infarto mientras intentaba escapar; según consignó Página /12, los policías aseguraron que el ataque al corazón fue comprobado en el Hospital Padilla, donde se había producido el deceso. Sin embargo, un vídeo difundido por redes sociales muestra a los efectivos intentando efectuar prácticas de reanimación sobre la víctima .

La fiscala Adriana Giannoni ordenó que se practicara la autopsia correspondiente, la que concluyó que el fallecimiento fue ocasionado por asfixia. Esto coincide con algunos de los testimonios recogidos por la prensa que manifestaron que un policía había puesto su rodilla sobre el cuerpo de la víctima y que ésta gritaba que no podía respirar.

En la detención intervinieron los policías Jessica Gómez, Cristian Gómez, Diana Suárez, Claudia Vizcarra, Josué Molina y Melanie Caliva, de acuerdo con la reconstrucción publicada por Página /12.

El Ministro de Seguridad de la provincia, Claudio Maley, aseguró ante La Gaceta que la actuación de los uniformados había sido «correcta y oportuna». No obstante, el Subsecretario de Seguridad, José Ardiles, manifestó que colaborarán con la investigación y que los policías implicados serán separados de la fuerza.

Organismos de Derechos Humanos piden justicia

Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES) manifestó que «ante un nuevo caso de homicidio en manos de agentes policiales, Andhes solicita el apartamiento de la policía provincial en toda la investigación judicial y exige una inmediata reforma de la institución policial». La entidad señaló las similitudes con el asesinato de George Floyd en Minneapolis (Estados Unidos) a manos del policía Derek Chauvin, enfatizando que el crimen de Nadal no constituye un hecho aislado: «La violencia policial no es nueva. La indiferencia política tampoco lo es».

Por su parte, H.I.J.O.S. Tucumán manifestó a través de su cuenta en Twitter que la policía de Tucumán «vuelve a llenar sus manos de sangre, vuelve otra vez a enlutar a esta provincia donde la impunidad y la violencia institucional siguen cargándose la vida de los tucumanos. Hace 40 días fue Luis Espinoza, hoy es Walter Nadal», exigiendo «una investigación profunda de los hechos y la reforma total de la estructura y los mecanismos de seguridad estatal de la provincia de Tucumán».

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *