Algo que no cuentan las películas norteamericanas

Download PDF

Este jueves, mientras muchas familias estadounidenses festejan el Día de Acción de Gracias,  comunidades indígenas conmemoran el Día Nacional del Luto, recordando el genocidio de miles de nativo y el robo de sus tierras.

Cientos de personas marcharon en Plymouth, Massachusetts, en el Día Nacional del Luto

Cientos de escenas en películas y series norteamericanas muestran el «Día de Acción de Gracias» como una fiesta familiar asociada a la amistad, la generosidad, la familia y el compartir alimentos. La celebración se lleva a cabo el 4° jueves de noviembre de cada año, e incluye indefectiblemente a un pavo, animal y comida convertido en símbolo de un historia enseñada y repetida en las escuelas y los medios.

El ritual alude a una historia mítica, en la que un grupo de peregrinos ingleses, acosados por el hambre y el frío, recibieron la ayuda de nativos que les enseñaron a cultivar las plantas locales, evitar peligros y cazar. Luego de la cosecha, el relato habla de una fiesta de agradecimiento dada por los peregrinos a la que asistieron los indígenas.

En un artículo escrito en 1992, Janet Siskind -profesora emérita de la Universidad Estatal de New Jersey-  sugería un paralelismo simbólico entre el pavo y los indígenas; el pavo -vivo o disecado- se convirtió en un «símbolo de un símbolo»,  el de los nativos indiferenciados bajo el término «indios».

La autora señala que, en los primeros años, el Día de Acción de Gracias se desarrolló para festejar la derrota sangrienta de los indígenas… esos mismos a los que -según el mito- homenajearon en aquella cena inicial. De acuerdo con los registros de la iglesia de Plymouth, uno de esos jueves la compañía del Capitán Church volvió al lugar con la cabeza del líder de los Wampanoag -Metacomet, conocido como «Rey Philip» por los colonizadores. El relato del historiador puritano Increase Mather sobre ese hecho revela claramente el símbolo: «Dios quebró la cabeza de ese Leviatán y se la dio como carne a la gente que habitaba el desierto»

El ritual, entonces, no se trata de una mera fiesta familiar (aunque así lo vivan millones de estadounidenses y así lo designe la embajada norteamericana en nuestro país), sino de la exaltación de la colonización, del genocidio indígena, de la desarticulación de sus culturas en nombres de la civilización y el progreso.

Piden por la libertad de Leonard Peltier

Desde 1970, grupos indígenas, simpatizantes y activistas contra el racismo, se reúnen   en la misma fecha que el Día de Acción de Gracias en Cole’s Hill, hito histórico de la ciudad de Plymouth, Massachusets. El evento es impulsado por la UAINE (Indios Americanos Unidos de Nueva Inglaterra) bajo la denominación de Día Nacional del Luto.

La UAINE explica que «muchos nativos americanos no celebran la llegada de los peregrinos y otros colonos europeos. El día de Acción de Gracias es un recordatorio del genocidio de millones de nativos, el robo de tierras nativas y el implacable asalto a la cultura nativa».

El evento reivindica a los antepasados indígenas y sus luchas actuales, y constituye una protesta contra el racismo y la opresión. En palabras de la UAINE, es un día «altamente político, espiritual y solemne».

Cientos de personas marcharon hoy por la ciudad de Plymouth, como lo hacen desde hace años. Una bandera reclamaba la libertad de Leonard Peltier, el referente indígena preso desde el año 1976 y que fue condenado sin pruebas a dos cadenas perpetuas. También podía verse alguna bandera palestina.

En las últimas elecciones Peltier fue candidato a vicepresidente de los Estados Unidos por el Partido Socialismo y Liberación, en la formula que encabezó Gloria La Riva.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *