Bruno Arias: «Elijo el compromiso con las cosas que pasan»

Download PDF

Luego del recital gratuito ofrecido en la UNSa el pasado lunes 23, Bruno Arias accedió a conversar con medios alternativos de Salta

La reciente censura sufrida por el músico en su Jujuy natal, el recuerdo de Santiago Maldonado y de los 30.000 desaparecidos, las luchas de las comunidades indígenas y el rol de los medios, fueron algunos de los tópicos que estuvieron presentes en el recital y que enmarcaron la charla del artista con lxs chicxs de Buufo, La Garganta Poderosa y ANCLA.

Bruno Arias -Santiago Maldonado
Bruno Arias y el pedido de justicia por Santiago Maldonado

El contexto actual en Jujuy fue el primer tema sobre el que se le preguntó. “Lo poco que he podido ver es que hay mucho autoritarismo con la gente que piensa distinto”, resumió. En ese sentido mencionó “la represión en Ledesma”, las multas a quienes cortan rutas, la persecución contra la organización Tupac Amaru. Sobre este punto consideró que se trata de un “revanchismo político”.

“Sigue existiendo la pobreza en Jujuy”, destacó después, haciendo referencia a la continuidad del poder de personajes como Blaquier, tanto durante la gestión de Fellner como en la actual, y cuyo dominio viene de muchos años atrás.

Una de las preocupaciones que manifestó fue por la falta de posibilidades de acceder a la educación en muchas localidades

La conversación continuó abordando la censura en Jujy; estaba previsto que Arias actuase en el Octavo Encuentro de Escuelas Rurales, pero finalmente no pudo hacerlo.

“Quiero saber la verdad”, expresó. Más allá de lo que trascendió sobre el hecho, señaló que “la gente tiene mucho miedo de hablar, de perder su trabajo”.

Para la actuación en la Lagunilla, que finalmente se suspendió, Arias había sido invitado “por los profes”:  “los alumnos tocan canciones mías, trabajaron con alguna canción del disco”, explicó. Contó que había visto un vídeo en Youtube con los chicos interpretando canciones suyas:  “cuando ves el video te dan ganas, no sé… , de tomar un colectivo, un avión, un auto, lo que sea (…) para compartir con toda la gente de allá”.

Luego se refirió al encuentro de escuelas rurales y a los mensajes de whatsapp en los que le contaron sobre los aprietes sufridos por los docentes, que incluían amenazas de sumario. Al respecto contó que le dijeron oficialmente que el evento se había suspendido por “problemas administrativos”; pero Arias remarcó que quería saber por qué; recordó que bajo argumentos similares tampoco pudo actuar en el marco de Tecnópolis.

A continuación ANCLA le preguntó por la situación social y política actual. El músico señaló que “se habían construido muchas cosas en Latinoamérica, en la unión sobre todo, el Mercosur, una América más integrada, sin depender tanto de las políticas, de los capitales extranjeros”. En contraposición, consideró que los gobiernos actuales “están siendo funcionales en Sudamérica” al pensamiento de derecha “y sobre todo al imperialismo y a Norteamérica; y a las grandes empresas que vienen a nuestro país por sus recursos naturales.”

Para el compositor es preocupante “que pasen cosas como le sucedió a  Santiago Maldonado”, como ocurriera en épocas nefastas, por lo que consideró que “nosotros en estos tiempos tenemos que estar unidos y ser los guardianes de esta democracia y cuidar que no sucedan esas cosas”.

El rol de los medios hegemónicos también surgió en la conversación: «hay mucha manipulación de los medios, que controlan sobre todo la información y la trastornan para que la sociedad esté distraída de la realidad que pasa. Esa realidad no se muestra en las pantallas de televisión», expresó frente a sus interlocutores de medios alternativos.

Las comunidades indígenas, que siguen sin acceder a sus tierras ancestrales, sufren cada vez más por desalojos violentos y la alteración de los territorios que les permitieron subsistir durante siglos. Al respecto, Arias manifestó que “hay que tener respeto por las comunidades, que no sean intrusos en sus propias tierras; sobre todo con el Dakar, con la megaminería a cielo abierto. Que se cumpla la ley de protección a los glaciares y que las comunidades tengan su voz, que no sean oprimidas, diezmadas, discriminadas y calladas, sobre todo”

Bruno Arias - Silvia Aramayo
El músico frente a la imagen de Silvia Aramayo, desaparecida de la UNSa

Tanto en las canciones como en las palabras pronunciadas en el recital, surgieron los reclamos de los pueblos que no se reflejan en los grandes medios de comunicación. “Creo que los medios están manipulados a conveniencia de quienes gobiernan. Es importante que la gente que pueda saber diferenciar. Ahora se han cerrado todos los medios comunitarios que había”, reflexionó. En el mismo sentido recordó que “la ley de medios por la que tanto se había peleado, para que haya igualdad, para que haya pluralidad de voces…  esas voces están calladas. Los medios que tienen otra mirada están desapareciendo.”

En referencia al contexto político y social, insistió en la importancia de la unidad: “el pueblo tiene que estar más unido, no tienen que haber tantas divisiones políticas porque los políticos pasan y los pueblos son lo que quedan”.

Música, libertad y compromiso

“Los músicos tienen que hacer lo que sienten, ser libres. Tampoco es obligación como músico tener un compromiso social.”, dijo ante la pregunta sobre el rol de los músicos en el contexto actual. “En estos tiempos creo que los músicos tienen que hacer lo que sientan, todos tienen que tener su forma de pensar y manejarse en libertad”, remarcó. Su compromiso con la realidad social es una elección que reivindica: “Yo elijo el compromiso con las cosas que pasan, porque tengo mis referentes: a Mercedes Sosa, a Violeta Parra, a Víctor Jara, a Atahualpa, a Cafrune, a tantos artistas que estuvieron en las listas negras, como Illapu el dúo salteño, Horacio Guarany… tantos artistas que se tuvieron que ir del país. Ese es el legado, el camino que me dejaron, por más que sean tiempos distintos, tiempos que pasaron, yo sigo ese camino porque elijo ese camino”.

Además de esos referentes, Arias explicó que la realidad de su familia también interviene en su compromiso: “tengo un tío desaparecido en la dictadura, José Antonio Lucero y su compañera Pini López de acá, de Salta. Murieron asesinados en la época la dictadura; tengo un círculo familiar incompleto (…) en la sangre me brota eso; por eso sufro y me duele mucho, por la desaparición de Julio López, por todo lo que viene pasando, y también por lo que ha pasado en este primer caso de desaparición forzada después de tantos años, con Santiago Maldonado”.

Ante la pregunta sobre la lucha de los pueblos originarios, rescató la importancia de apoyar la ley 26.160, de la que lleva relevada apenas el 30%. Esa ley “ayudaría a que los pueblos originarios estén más contenidos y no haya desalojos; y puedan tener todo en regla en sus comunidades para que nadie los saque”. Allí destacó la necesidad de “que los verdaderos dueños de la tierra sigan en sus territorios y no queden como intrusos” y “que podamos seguir aprendiendo de ellos, que pasan sus saberes de generación en generación.”

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *