Y todavía falta ajuste

Download PDF

Luego de despidos, demoras en obras públicas y tarifazos, el déficit fiscal no bajó en las proporciones esperadas por el el gobierno.

La caída del consumo según EPPA (clic en la imagen para ir a esa página=

En un artículo de Marcelo Zlotogwiazda para Revista 23, el economista advierte que el déficit en el sector público en el primer cuatrimestre fue de $ 62.403 millones, lo que representa 1.764 millones menos que el año pasado en igual período.

Zlotogwiazda cita el último informe de la consultora Economía & Regiones (E&R) transcribiendo que “no hay ninguna señal contundente de reducción de gasto público y de la presión fiscal, que ahogan al sector privado, atentando contra su competitividad y capacidad para hacer negocios y producir”.

El cuestionamiento no viene de filas opositoras: E&R fue fundada por el actual Ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien además fue su director hasta 2011.

En enero el gobierno se ufanó de haber bajado el déficit, pero en febrero y marzo retomó el ritmo ascendente. El combo de medidas restrictivas, que incluyen los despidos y no renovación de contratos, la quita de subsidios con la consiguiente suba de tarifas y la demora en ejecución presupuestaria, viene de la mano del enfriamiento de la economía y con ello menores ingresos tributarios.

Hasta el momento, la apuesta del gobierno parece encaminarse a sostener el déficit mediante endeudamiento; sin embargo, las posiciones que reclaman un ajuste más drástico provienen de filas del propio oficialismo o sectores cercanos a él; dada la composición del “gasto”, en el que un tercio se destina a seguridad social, un mayor achicamiento fiscal traerá recortes en distintas áreas.

La decisión conocida la semana pasada reasignar presupuestos reduciendo asignaciones para educación y cultura, podría ser reemplazada por nuevos recortes, si se impone el reclamo de mayor ajuste fiscal.

Por ahora, los ajustados han sido principalmente trabajadores y PyMES, quienes ven caer sensiblemente sus ingresos; sin embargo, no hubo igual avance en el equilibrio fiscal, más aún con las quitas de retenciones y otros beneficios tributarios que favorecen a segmentos de mayor poder adquisitivo.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*