Una universidad que atrasa 100 años

Asamblea en el IUPA
Asamblea de estudiantes y docentes del IUPA, reallizada el 27/09
Download PDF

La reforma del ’18 no llegó al Instituto Universitario Patagónico de las Artes.

En la provincia de Río Negro hay un instituto universitario que funciona en Fiske Menuco/ General Roca, donde no hay cogobierno, ni concursos docentes, ni se aplica el Convenio Colectivo de Trabajo vigente en todo el país para lxs educadorxs de las universidades.

Asamblea en el IUPA
Asamblea de estudiantes y docentes del IUPA, realizada el 27/09

Todxs lxs docentes de la casa tienen designaciones a término, situación que en algunos casos se mantiene desde hace dos décadas, pudiendo ser despedidxs por el sólo recurso de no renovar sus contratos. Esas designaciones, además, no contemplan las estructuras de cargos propias de las universidades públicas, establecidas desde hace años en todo el país y consagradas en el Convenio Colectivo de Trabajo (decreto 1246/2015).

La selección del personal tampoco se basa en concursos públicos, como ocurre en las universidades nacionales y como prevé el mencionado Convenio.

EL jueves pasado hubo una asamblea interclaustro en la que también estuvo presente la federación nacional CONADU Histórica donde se analizó la situación y se plantearon propuestas para continuar la lucha por la democratización y por la estabilidad laboral, demandas centrales en la comunidad de la institución.

La historia del IUPA

En la actualidad se dictan alrededor de 30 carreras, a las que ingresaron más de 1.200 alumnos este año, según resumió el medio roquense La Comuna.

El Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA) se creó formalmente en el año 1999 mediante la ley provincial 2831. Surgió a partir del Instituto Superior Nacional de Artes, sucesor a su vez del Instituto Superior de Artes de Río Negro, entidad que fue oficializada por el Ministerio de Educación de la Nación en el año 1984. En 1999 fue transferido a Río Negro, en el marco de las políticas descentralizadoras del menemismo.

Desde su creación, e incluso desde antes de que fuera  IUPA, sólo hubo dos rectores normalizadores: Norberto Mario “Tilo” Rajneri y el actual titular Norberto Gerardo Blanes, quien se desempeñaba como vicerrector desde el año 2009 y asumió el rectorado por el decreto provincial 1218/14. Tilo Rajneri era hijo del fundador del diario Río Negro y hermano de Julio,  ex ministro de Justicia y Educación del alfonsinismo.

Di Conca
Presidente del Centro de Estudiantes del IUPA

Recién en diciembre del año 2014, la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) emitió el informe favorable para el reconocimiento de la institución en los términos de la Ley de Educación Superior. En dicho informe se considera -entre otras cosas- el Estatuto de la casa de estudios, que contempla un órgano de gobierno cuatripartito de docentes, estudiantes, graduados y no docentes; sin embargo, ese estatuto sigue sin aplicarse; dicho Estatuto ya fue aprobado por el Ministerio de Educación de la Nación en noviembre de 2015.

En el IUPA nunca hubo elecciones, manteniéndose con regímenes ajenos a la Reforma del ’18 y a la cuestionada -pero vigente- Ley de Educación Superior. El rector es “normalizador”, pero sin que se produzcan avances en la normalización y ni siquiera se haya adoptado el modelo de la antigua ley 23.068 que regulaba las transiciones de ese tipo, luego de que la Dictadura eliminara la autonomía y el cogobierno.

A todo esto, el decreto que designó a Blanes establecía un plazo máximo de 4 años; este año, sin embargo, el gobernador Weretilnek firmó el decreto 508 prorrogando la designación hasta que se concrete la normalización, sin especificar plazo alguno.

Defender derechos está mal visto por el rectorado

El reclamo de la comunidad del IUPA por la normalización y la democratización de la institución cobró mayor fuerza en el marco de las luchas nacionales de la comunidad universitaria contra los ajustes, y en el aniversario número 100 de la Reforma Universitaria.

Desde septiembre del año pasado, el sindicato de docentes ADIUPA ha participado en numerosas reuniones con representantes de las autoridades (véase el dossier publicado en el sitio de Antena Libre); el rectorado se niega a reconocerle el carácter de representación sindical, por lo que nunca aceptó que tales instancias sean consideradas “paritarias”.

En 11 de agosto último, ADIUPA se reunió con una representación de la institución encabezada por el Secretario General Sergio Arnal. También estuvo presente SiTraIUPA, otro sindicato que congrega a no docentes y docentes de la casa.

Germán Cancián
Germán Cancián, titular de ADIUPA

En esa reunión se firmó un acuerdo en el que la parte empleadora (las autoridades del IUPA) aceptan emitir una resolución donde se garantice a partir del 31 de julio la estabilidad de lxs docentes de la institución, hasta tanto “se efectivicen los mecanismos de regularización” de la planta. Cabe señalar que el Convenio Colectivo vigente prevé la regularización de quienes se hayan desempeñado durante cinco años o más en condición de interinos, por lo que no sería necesario que muchxs de lxs actuales docentes deban atravesar un concurso abierto para mantener sus cargos.

La falta de cumplimiento de este acuerdo fue uno de los factores que llevó a que el sindicato -por resolución de asamblea- convocara a un paro por tiempo indeterminado.

Blanes no sólo no emitió la resolución acordada, sino que eligió victimizarse ante los medios denunciando (sólo en el plano comunicacional) supuestas acciones violentas de parte del gremio. Esa estrategia se complementó con un discurso demonizador de la ADIUPA, que llegó a extenderse a otros actores de la comunidad de la institución. Se difundió también un audio en el que se escucha al rector diciendo que lxs docentes en lucha “son unos vagos con unos sueldos de 100 y 80 lucas”; esa cifra es completamente ajena a los salarios docentes, más aún en el IUPA donde no se respetan las categorías y ni las dedicaciones que se aplican en todo el país. Curiosamente, en el mismo audio puede oírse a Blanes diciendo que atacaban “el valor de su palabra”.

El jueves último se desarrolló una asamblea en el auditorium del edificio de calle Rivadavia. Allí estuvo presente la Mesa Ejecutiva de la Federación CONADU Histórica (a la que pertenece ADIUPA), la que se comprometió a realizar gestiones ante las autoridades provinciales para que la normalización sea una realidad.

La asamblea fue numerosa, pese a que el rectorado había dispuesto un asueto académico y administrativo.

En esa reunión, el presidente del Centro de Estudiantes, Víctor Diconca, se refirió al reclamo de democratización que llevan adelante lxs estudiantes. También relató que desde rectorado se intenta vincular la acción de la organización estudiantil con un supuesto seguidismo a ADIUPA, llegando a afirmarse que recibían dinero por ello. Durante la reunión se plantearon diversos puntos de vista respecto de las medidas a adoptar, tema que los estudiantes volverán a abordar en asamblea el próximo miércoles 3 de octubre a las 16:00.

En la asamblea también habló Candela Méndez, de la Comisión de Artistas Mujeres, Lesbianas y Trans. Méndez contó que se les había otorgado una cartelera para que la Comisión difundiera sus posiciones, pero que fue retirado a los pocos días. Nuevamente, el rectorado relacionó esta actividad con el gremio de docentes. Luego de la asamblea interclaustro, muchos de los asistentes acompañaron la reposición de la cartelera en cuestión.

La intervención de CONADU Histórica quizás ayude a superar una situación que ya lleva demasiado tiempo, y en el que no sólo se compromete las condiciones laborales de lxs docentes sino la democracia universitaria, un emblema de las universidades argentinas que no tiene ninguna vigencia en el IUPA.

Puede interesarle:

1 Comentario

  1. Excelente resumen de la tarea que ADIUPA viene realizando por la normalización de la institución, y por la estabilidad docente. Ojalá se difunda masivamente para seguir descubriendo velos de impunidad del equipo de dirección que dejan tanto que desear.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*