Palabra desvalorizada

CTAs
Los trabajadores resisten a los despidos
Download PDF

El 9 de mayo cerca de 200 empresarios firmaron con Macri un compromiso de no reducir “los planteles de empleados por al menos los próximos 90 días”. El presidente agradeció la adhesión patronal, destacando el acuerdo como una medida idónea para evitar los puestos de trabajo, al tiempo que fustigó el proyecto de ley antidespidos que por entonces aún no había sido aprobado por las cámaras legislativas.

goñi pinocho
Javier Goñi, CEO de Alpargatas, fue uno de los que se comprometió a no despedir

A dos meses de suscrita ese acta, los despidos continuaron e incluso se acentuaron. Un informe del Centro de Economía Política Argentina citado por Ámbito Financiero señala que en el mes de junio se produjeron 11.721 despidos y suspensiones.

El diario Página /12 también difundió conclusiones del informe mencionado, destacando que los sectores con mayor número de despidos fueron los frigoríficos (más de 1000), seguido de electrónica y electrodomésticos.

En lo que va del mes de julio se conocieron los despidos en la embotelladora de Coca Cola de Salta (provisoriamente reincorporados en cumplimiento de la Conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo); los salineros de la planta La Adela al sur de La Pampa, donde 8 empleados recibieron los telegramas de despido; en Tucumán, Alpargatas no renovó el contrato de 48 trabajadores, y suspendió a 360 empleados en La Pampa.

El caso de Alpargatas pone de manifiesto el escaso valor de la palabra empeñada por el sector empresario; el CEO de la fima, Javier Goñi, es uno de los firmantes del compromiso que difundió el gobierno el 9 de mayo; el diario Cronista.com difundió la nómina de los empresarios que suscribieron el acta mencionada, donde también figura el Director de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca Cola, Francisco Do Pico.

En algunos casos, los trabajadores no recibieron comunicación oficial de cesantía, pese a lo cual pueden considerar que han perdido el puesto de trabajo; en Pilar, en el marco de la paralización de la construcción de un complejo de oficinas, 35 trabajadores de la construcción no cobraron la quincena ni tienen noticias de sus patrones, quienes ni siquiera se presentaron ante el Ministerio de Trabajo.

En el Estado también continuaron los despidos. en el INDEC la dirección comandada por Todesca despidió a 9 empleados, todos ellos enrolados en el sindicato UPCN. La justificación esgrimida por los funcionarios es la supuesta vinculación de los trabajadores con la intervención de Guillermo Moreno. Los despidos se apoyan también en un discurso antisindical; en La Nación destacan que en el organismo hay 120 delegados gremiales y que los sectores vinculados a Moreno habrían aprovechado los fueros gremiales.

En el Ministerio de Educación se dieron de baja a más programas, como el de Educación Intercultural Bilingüe y Educación Sexual Integral, lo que derivó en la no renovación de cerca de 200 contratos. Algunos de estos trabajadores se desempeñaban en condiciones precarias desde hace varios años.

 

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*