Ledesma: la reforma laboral por otros medios

La Rosadita
La Rosadita del Ingenio Ledesma (foto: Comisión Nacional de Monumentos, de lugares y de bienes históricos, Ministerio de Cultura)
Download PDF

El jueves se reunieron representantes de la empresa Ledesma y del Sindicato para tratar propuestas para “ganar competitividad” y evitar despidos. La firma asegura que hay 40 puestos de trabajo en riesgo.

A fines del año pasado, la empresa Ledesma despidió a 30 trabajadores; desde el Sindicato de Obreros y Empleados del Azucar (SOEAIL) denunciaron que la medida fue “extorsiva” y que apuntó contra compañeros que habían tenido un protagonismo destacado en las luchas recientes por salarios y condiciones de trabajo.

La Rosadita
La Rosadita del Ingenio Ledesma (foto: Comisión Nacional de Monumentos, de lugares y de bienes históricos, Ministerio de Cultura)

Ledesma no sólo se negó a reincorporar a esos trabajadores, sino que adelantó que podría haber más despidos si los trabajadores no aceptan adoptar medidas para “aumentar la productividad”.

La empresa propuso en enero a la conformación de una mesa de trabajo con el sindicato para abordar estos temas. Finalmente, formalizó la convocatoria al SOEAIL para una reunión de esa instancia para el jueves pasado.

La reunión se efectivizó el 15 de marzo pasado; la empresa estuvo representada por el Director de Talento y Desarrollo Organizacional, Augusto Garaventa, y por la Jefa del Departamento de Asuntos Laborales, Viviana Fernández.

El acta suscrita en la mesa plantea una serie de condiciones: asegurar la “paz social” (lo que implicaría no realizar medidas de fuerza), elaborar propuestas de ahorro “de ambas partes”, pero sin que la firma se comprometa a reincorporar a los despedidos.

Nota y acta de Ledesma
Citación y acta de la Mesa convocada por Ledesma

Ledesma informó que prevé realizar una inversión “para automatizar el palletizado de bolsas de 50 kg.”, lo que dejaría a 40 trabajadores en situación de “disponibilidad”. En concreto, la parte empleadora quiere automatizar la preparación de las bolsas para el transporte, lo que dejaría sin tareas a empleados de logística.

El planteo de Ledesma revela las intenciones de la embestida que protagonizan las empresas propietarias de los ingenios azucareros del NOA, y que se manifiesta con mayor crudeza en los despidos en San Martín del Tabacal y en el cierre del Ingenio San Isidro (Salta): buscan que los trabajadores acepten retrocesos salariales o en las condiciones de trabajo, para asegurar mayores márgenes de rentabilidad.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*