Fuera de Juicio

Derechos Laborales
Ilustración de Eneko, publicada en Alainet.org
Download PDF

Macri y la UIA coincidieron en apuntar contra los juicios laborales, responsabilizándolos de los costos laborales. Laboralistas consideran que se trata de instalar un tema sin sustento para avanzar contra los derechos de los trabajadores.

El abogado Juan Pablo Ochoa reflexionó sobre los planteos de Macri y los representantes del empresariado. Desde su experiencia laboral y militante consideró que se trata de una “maniobra consensuada para generar opinión, y en base a la opinión medir a ver cómo pueden seguir avanzando en cuestiones laborales”.

Derechos Laborales
Ilustración de Eneko, publicada en Alainet.org

En referencia a la supuesta mafia de la que formarían parte algunos jueces del fuero laboral, el letrado remarco que para que “la única forma de ganar un juicio laboral es con una arbitrariedad empleadora previa. Si un empleador tiene todo al día, cumple con las registraciones, paga en tono con los acuerdos salariales y respeta los convenios colectivos, las cargas fiscales, etc.- en lo que respecta a costos laborales, un empleador que esté al día con todo eso de ninguna manera va a tener costo alguno en un juicio laboral”.

Ochoa señaló que “lo primero que hay que aceptar es la prevención en cuestión laboral, para que exista una estructura que realmente detecte irregularidades laborales en contra de los trabajadores para que no se generen conflictos que después lleven a costos indemnizatorios”

Consideró que estas expresiones forman parte de una “avanzada” en contra de cuestiones laborales como los convenios colectivos y como “costos indemnizatorios” en casos de “despidos o autodespidos de trabajadores por deficientes registraciones”.

El abogado que asesora a varios sindicatos en la provincia de Salta señaló también que “no hay industria ninguna de juicio laboral. Hay otro dato económico que también hay que tener en cuenta: con respecto a si el trabajador siempre gana o siempre pierde, a veces gana y a veces pierde, eso lo deciden los jueces laborales. ” Sin embargo, y más allá de la decisión final del juez, el trabajador pierde siempre en términos económicos. Al respecto se refirió específicamente a la situación de Salta, “los juicios laborales… tienen un promedio de duración de cuatro o cinco años para que haya sentencia firme de Cámara”. Si después de esperar tanto, el trabajador gana, se aplica una tasa de interés que generalmente está por debajo de la inflación. Entonces “el trabajador vio postergado un legítimo crédito laboral, licuado generalmente por la inflación”. “Esto se prevé empresarialmente: el empresario, en vez de pagarle al trabajador esa plata, la pone a producir en su empresa y le saca un mayor rédito que lo que luego termina pagando”. En resumen el trabajador “ganando, pierde”.

Ochoa fue terminante: “no hay industria de laboral, no hay mafia de juicios laborales; es sólamente un nuevo tanteo de la opinión pública para ver si hacen la avanzada final en torno a la flexibilización laboral”

Para solucionar esto, el laboralista propone regular la actividad empresaria en torno a la legislación laboral y controlar que los trabajadores tengan una registración correcta ante los organismos de la seguridad social y entonces “no va a haber conflictividad laboral”.

Con respecto a las ART, señaló que son las que “más lucran en el ámbito laboral”; sobre este punto destacó que si se quiere detectar una mafia en el ambiente laboral, hay que mirar las tasas de ganancias de estas aseguradoras, así como la falta de políticas preventivas de accidentes de trabajo. “Allí está el verdadero verdugo en el sistema laboral”.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*