Una Tapa que no está en los quioscos

Tapo del 4 de agosto, ANCLA
Una agenda que no está en los grandes medios
Download PDF

Los diarios de hoy pusieron en sus tapas el fallo de la jueza federal que frena el tarifazo eléctrico. Sin embargo, otros temas siguen apareciendo -en el mejor de los casos- como noticias marginales deslucidas frente a la agenda común de los grandes medios.

Aquí nos imaginamos cómo sería una tapa con otras prioridades, donde el hombre y la mujer no viven sólo de pan, pero tampoco de novedades sobre la “corrupción K”.

Tapo del 4 de agosto, ANCLA
Una agenda que no está en los grandes medios

Mientras avanza el proyecto de reforma electoral del gobierno, un fiscal pone de relieve la existencia de debilidades en el sistema de la empresa Magic Software usado en las elecciones de CABA y Salta.

En todo el país se convoca a un segundo “ruidazo” para rechazar los tarifazos. Luego de la masividad del primero, muchos medios eligen invisibilizarlo. Para Clarín, por ejemplo, la bulliciosa protesta anterior se limitó a “el kirchnerismo duro y la izquierda”.

En Salta, como ocurrió antes en Cresta Roja, en la fábrica recueprada R&B en Martínez, en la jujeña localidad de Libertador San Martín, en el acampe de Tierra del Fuego, o con las causas sucesivas contra Miagro Sala, la protesta de un sector recibió como respuesta la criminalización. Pese a la profundización de la violencia institucional y represiva, los diarios no le dedican centímetros de sus tapas.

En el plano internacional, varios países (entre ellos, Argentina) se aprestan a desconocer los estatutos del Mercosur para reemplazar a Venezuela de la presidencia pro témpore del organismo. El estatuto prevé que la titularidad se asume rotativamente según orden alfabético, pero los mandatos de los intereses geopolíticos norteamericanos son prioritarios para Macri, Temer y Cartes.

Economía: el 28 de julio pasado, el INDEC de Todesca había informado que el Estimador Mensual Industrial muestra una caída del 6,4% respecto del mismo mes del año pasado y un 3,3% del acumulado interanual. Ahora se conoció la estimación de la inflación de julio realizada por el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT Azopardo; esa institución calcula que el mes pasado los precios subieron un 3,1%, manteniendo un nivel mucho mayor que el estimado por el gobierno. Federico Kucher lo explica en un artículo de Página /12.

En el mismo matutino se publica la estimación de la Fundación Germán Abdala que refleja que la inversión cayó maś de un 7% en el semestre, contradiciendo los supuestos beneficios del “shock de confianza” que ejecutó el gobierno: ni la eliminación de retenciones, ni el pago a los fondos buitre, ni los despidos, ni la liberación del mercado cambiaron convencieron a los inversores.

Estos datos y análisis resultan de enorme relevancia para formarse un panorama de la situación actual; al mismo tiempo, dejan al descubierto que la prensa hegemónica mide con otra vara la gestión gubernamental, por más que proclame “independencia”.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*