Golpe en Brasil: 367 picaretas

Dilma
Dilma Rousseff
Download PDF
Dilma
Dilma Rousseff

Hace más de 20 años la banda brasileña Os Paralamas do Sucesso cantaba: “Luiz Inácio falou, Luiz Inácio Avisou, Sao trezentas picaretas con anel de doutor” (Luis Ignacio habló, son trecientos sinvergüenzas con anillo de doctor). La letra escrita por Hebert Viannase aludía a una afirmación de Lula Da Silva en referencia a un grupo de diputados involucrados en un fraude a los que se conoció como los “enanos del presupuesto”.

El domingo pasado los legisladores brasileños fueron protagonistas de una hecho histórico lamentable: la aprobación del “impeachment” para iniciar juicio político contra la presidenta elegida democráticamente bajo la acusación de haber disimulado el déficit presupuestario mediante operaciones entre organismos del Estado.

Al momento de justificar los votos, no hubo muchas referencias a la causa por la cual supuestamente se consideraba el proceso: alusiones a “la patria”, a Dios y generalizaciones varias fueron los argumentos esgrimidos por los diputados.

Una mirada a los antecedentes de los congresistas revela la escasa autoridad moral de muchos de ellos para poner en la picota a la mandataria.

La figura más notoria es la de Eduardo Cunha, quien se encuentra procesado por haber aceptado sobornos por 5 millones de dólares en relación con la construcción de dos buques para Petrobras.

Un artículo de Página 12 da cuenta de que la Cámara está integrada por 513 diputados de los cuales 299 tienen “algún tipo de pendencia judicial”; es decir, casi el 60% tiene cuentas que arreglar con la justicia. La misma nota, firmada por Eric Nepomuceno, señala que 79 han sido condenados y están a la espera de resolución en instancias superiores.

La decisión del órgano legislativo establece un antecedente muy grave para las democracias de la región; muestra que es posible avanzar en la remoción de un presidente democrático mediante un proceso que guarda las formas institucionales, pero que no tiene el sustento ético, político ni formal suficientes.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*