“El periodismo será militante o no será”, Cynthia García en Salta

Cynthia García
Cynthia García con "La Otra Tapa"
Download PDF

El jueves 11 de agosto la periodista Cynthia García disertó en Salta sobre “Los medios de comunicación a 8 meses del gobierno de Macri”. Allí puso sobre la mesa el cerco mediático actual -en nuestro país y en la región-, los medios alternativos, las posibilidades de las redes sociales y el rol del periodista.

La charla se pudo seguir también en la página de Facebook de la periodista; su propia web, La García, es un espacio de información que habitualmente no aparece en los grandes medios.

Entre sus primeras reflexiones, la ex panelista de 678 consideró que “tenemos nuevos públicos al amparo de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, destacando que ahora “gran parte de la sociedad argentina es un sujeto político y es un sujeto comunicacional”. En ese sentido remarcó que encuentros como éste, con ida y vuelta con el público en persona, constituyen “una manera de incidir desde el territorio, pensando también en los medios”.

Se refirió luego al contexto de “cerco mediático”: en sus palabras, “este proyecto político necesita de algunos elementos que, si no, se hace imposible su supervivencia. Es un modelo que no cierra sin represión“.

Al hablar sobre la represión, reconoció que el kirchnerismo no logró las renovaciones policiales: “hubo algunos intentos, pero no se logró del todo. Las represiones venían de la mano de la violencia institucional por parte de las policías; ahora estamos en una situación de habilitación de las peores violencias”. En esa instancia recordó que ella misma pasó por una situación personal “pero que no la tomo como personal” . Su departamento quedó “absolutamente detonado” luego de que ingresaran desconocidos; días después, cuando fue a acomodar la ropa encontró un recorte de diario Clarín con la frase “todas estas preguntas tienen respuesta”.

Cynthia García
Cynthia García con “La Otra Tapa”

En otro momento afirmó que no sabe si calificar al modelo actual como “proyecto político”, porque está por fuera de las tradiciones de la democracia. Consideró que entre los votantes de Cambiemos seguramente hubo muchos que querían un cambio político, con honestidad intelectual; esa gente, a su entender, fue estafada electoralmente porque “no votaron un proyecto que les erosionara el poder adquisitivo… que instaurara nuevamente la palabra hambre en la Argentina”. Hablando de este contexto político, y con pedido de captura que ordenó la justicia contra Hebe de Bonafini, recordó que ese mismo día las Madres de Plaza de Mayo cumplían las 2000 marchas

En cuanto a los avances logrados por el kirchnerismo, destacó a los trabajadores rurales mediante la ley del Peón Rural y el registro de las empleadas domésticas. En ese sentido, consideró que algunas de estas mejoras llegaron tarde y que la pobreza seguía siendo alta, aunque contrastó con la situación: “veníamos de una ecuación de un 50% de pobres”.

Rememoró también una conversación con Urtubey, durante un programa para Radio Nacional luego de que fuera electo gobernador “por el Frente para la Victoria” (remarcó); allí el mandatario provincial había afirmado que debía hablarse de la pobreza, reconociendo que en los 12 años de kirchnerismo se había hecho mucho para reducirla. Hoy se pregunta qué pensará ahora Urtubey de la ecuación de pobreza actual que se vuelve a instalar en Salta y en toda la Argentina.

“Dar la disputa por otra agenda”

La periodista abordó el fenómeno de la audiencia que se vuelca a las redes sociales: “Así como Rodolfo Walsh decía: a mano, a máquina, en mimeógrafo, porque millones de personas necesitan ser informadas”, ahora es con facebook, twitter. “Tenemos que dar la disputa por otra agenda”.

En otro momento de la charla reflexionó sobre la relación entre la pertenencia al PJ y el peronismo; considera que ser peronista hoy es ser kirchnerista, y que la pertenencia al PJ no es una garantía de peronismo. Remarcó que hay dirigentes del partido que se sienten más cómodos con Macri que con Cristina.

Más adelante señaló que hay 11 presos políticos, no sólo Milagro Sala. Enmarcó esta situación en el cuestionamiento oficial sobre el número de desaparecidos y el volver a hablar de “guerra sucia”.

“Hay muchas cosas para poner en discusión, y esto hay que hacerlo sin enojos”, señaló. Para que se cumpla la premisa de “vamos a volver”, que es también una pregunta: “¿Cómo vamos a volver?”. Concluyó que para volver, “tenemos que volver mejores, más éticos, tenemos que hacer una reconstrucción, tenemos que volver para generar representación de la clase trabajadora y no para luego romper un bloque o aprobar un pacto con los fondos buitres”. Para eso es necesario ser “analistas de nuestra derrota”.

Se refirió también al concepto de “grieta”; cuestionó la visión que pretende que ahora hay divisiones, preguntándose “¿cuándo la Argentina estuvo unida entre explotados y explotadores?”.

Observó que los medios públicos perdieron mucha audiencia, porque al poder no le importa, tenien todo un sistema de medios afín. A continuación remarcó que no es Macri quien gobierna, sino las corporaciones. Frente a ese cuadro, plantea articular respuestas “desde nuestras herramientas”, a las que reconoció más débiles que “las del liderazgo del mercado”

Ante una pregunta del público, García afirmó que es necesaria una reforma Constitucional para superar los límites que se evidencian en la eliminación “de un plumazo” de una ley debatida y aprobada por amplia mayoría como la de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Más adelante se refirió a conversaciones con Jorge Alemán (“que se los recomiendo”, dijo) sobre la subjetividad que genera el neoliberalismo, de una felicidad imposible. “Construye una subjetividad absolutamente erosiva, que pone la vara en un lugar al que sólo llegás en los parámetros de la locura. Nunca llegás a esa felicidad de la que habla Macri”. Señaló que en el discurso neoliberal “todo es presente, todo es ahora, no hay historia”.

Al respecto señaló que el análisis de la situación debe hacerse en el contexto regional, tomando en cuenta factores como el golpe en Brasil. Sobre este tema destacó que se están produciendo las movilizaciones más importantes de la historia de Brasil, pero no los muestra ningún medio.

Cerró estas reflexiones una frase:”el periodismo será militante o no será”.

Terminada la disertación, García dialogó con varios medios de prensa. Allí retomó esta última temática referida al rol político del periodista; al respecto expresó que “no están muertas las ideologías y no está muerta la lucha de clases” aunque esta última generara otras como las de género, las de los derechos de tercera generación, etc. “Si el día del periodista es el 7 de junio, si valoramos a Rodolfo Walsh en cualquier academia de periodismo, no podemos anular la militancia. En la década del ‘60 o del ‘70 nadie cuestionaba el rol de periodista militante”. Lo que construyó el supuesto antagonista con la idea de “periodista profesional” fue la llegada de la dictadura, borrando históricamente, produce 30.000 desaparecidos, y la continuidad simbólica de la década de los ‘90 con una teoría de comunicación liberal.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*