91 años de un imprescindible

Walsh
Rodolfo Walsh, vigente
Download PDF

Se cumplen 91 años del nacimiento de Rodolfo Walsh, militante, escritor, periodista y ejemplo.

En tiempos de “periodismo de guerra”, de “posverdad”, de profesionales de los medios de comunicación que despliegan su labor para ocultar o como ariete de operaciones de desinformación, es imprescindible recordar a este hombre que hizo culto del rigor informativo, la precisión en la escritura y el compromiso con las causas de las mayorías.

Walsh
Rodolfo Walsh, vigente

Ese rigor no sólo es constitutivo de su labor periodística; es un componente esencial de su labor militante. Como señala Pascual Serrano, Walsh “no sólo pretende informar, sino que tiene como objetivo contrastar testimonios para sacar a la luz unos hechos criminales tal como los demostraría un juez”.

Leer a Walsh constituye una experiencia de aprendizaje; desde la escritura novelada y reveladora de “Operación Masacre”, las intrigas desafiantes de sus cuentos policiales, la producción periodística que frecuentemente pone de manifiesto los mecanismos del poder, hasta la histórica Carta Abierta de un Escritor a la Junta Militar, la producción del militante exhibe precisión, combina recursos, expone y explicita elementos que implican al lector.

Walsh se destacó en muchas facetas: como escritor, como agudo intérprete de la realidad social y política, como investigador capaz de desentrañar tramas ocultas detrás de los velos del poder. Esa conjunción le permitió poner de relieve el valor de la comunicación como una herramienta de transformación.

En las condiciones extremas de la dictadura, generó distintos dispositivos de información y contrainformación, como la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA) y la Cadena Informativa.

Los objetivos de la Agencia, expresadas por Natalia Vinelli en “ANCLA: Una experiencia de comunicación clandestina orientada por Rodolfo Walsh”, fueron los de propiciar la participación popular en el proceso comunicacional en tanto fuentes y retransmisores de la información; oficiar como medio de  contrainformación y, finalmente, funcionar como instrumento de acción psicológica contra el poder económico y militar (las negritas son nuestras).

El escenario actual, en el que los medios masivos exhiben una unanimidad con pocos precedentes, en los que el recorte de la realidad de acuerdo a los intereses dominantes y hasta la invención lisa y llana de noticias, los medios alternativos, comunitarios y populares tienen una responsabilidad central.

La represión contra comunicadores mientras cubren la violencia policial o el cierre de emisoras comunitarias forman parte de una embestida contra voces disidentes que no puede considerarse casual; en ese marco se inscribe el informe sobre la ubicua RAM que publicó el Ministerio de Seguridad y en el que se vinculan a las actividades de medios alternativos para englobarlos en el enemigo multiforme contra el que se alienta a la represión.

En este aniversario de su nacimiento surge nítida la necesidad de los comunicadores de recuperar a Rodolfo Walsh en todas sus dimensiones.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*