The Two demons Theory

Teoría de los dos demonios, versión USA
President Donald Trump, accompanied by Treasury Secretary Steven Mnuchin, calls on a reporter while meeting the media in the lobby of Trump Tower in New York, Tuesday, Aug. 15, 2017. (AP Photo/Pablo Martinez Monsivais)
Download PDF

El fin de semana pasado se encontraron  grupos racistas y antirracistas en la ciudad de Charlottesville, Virginia, Estados Unidos. Hubo algunos empujones hasta que de pronto un automóvil chocó contra otro y golpeó a varios activistas antirracistas.

Teoría de los dos demonios, versión USA
President Donald Trump, accompanied by Treasury Secretary Steven Mnuchin, calls on a reporter while meeting the media in the lobby of Trump Tower in New York, Tuesday, Aug. 15, 2017. (AP Photo/Pablo Martinez Monsivais)

El hecho produjo la muerte de Heather Heyer, asistente jurídica en la ciudad mencionada. Una amiga de la víctima, citada por The New York Times, contó que el grupo marchaba pacíficamente cuando un automóvil apareció de repente y varios cuerpos volaron.

En la ciudad del condado de Albemarle, un grupo de nacionalistas blancos había convocado a una manifestación en la que se expresaron con consignas nazis y antisemitas, al tiempo que llamaban a unir a la derecha. El grupo se encontró con una contramanifestación que congregaba a manifestantes antifascistas.

Donald Trump difundió su particular visión de los hechos, con un léxico emparentado con la “teoría de los dos demonios” que iguala a las víctimas con los victimarios del terrorismo de Estado. El presidente norteamericano cuestionó a los activistas calificándolos de “ultraizquierdistas”, para luego asegurar que “ambos bandos son culpables” de los hechos.

Sin embargo, lo que un cronista presencial describió sobre los hechos difiere completamente con las afirmaciones del mandatario. Jason Wilson describió para The Guardian cómo los nacionalistas habían marchado el viernes pasado en el predio de la Universidad de Virginia, cantando consignas nazis como “sangre y tierra” y “los judíos no nos reemplazarán”; rodearon a un grupo pequeño de contramanifestantes que estaban junto a una estatua de Thomas Jefferson, los insultaron, los golpearon y les arrojaron gas pimienta.

Wilson señala que algunos contramanifestantes respondieron, pero en una actitud claramente defensiva.

Ese fin de semana se produjeron los hechos que alcanzaron difusión masiva, y sobre los cuales Trump pretende asignar responsabilidades iguales a ambos bandos.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*