Salta: la crueldad en el desguace del Estado

Marchando de Agricultura Familiar
Personal de Agricultura Familiar, en la marcha del 21F
Download PDF

Los despidos masivos en Agroindustria afectan a personal que apoya en territorio a campesinos, pequeños productores y comunidades indígenas.

El Ministro de Agroindustria justificó los despidos masivos en el aumento de la planta que se habría producido durante el gobierno anterior; sin embargo, omitió cualquier consideración sobre la relevancia de las actividades que realizan.

En Salta comenzaron a llegar los telegramas de despido a trabajadores de la Secretaría de Agricultura Familiar. Se trata de personal calificado que colaboraba con en comunidades del interior de la provincia, analizando y proveyendo soluciones y mejoras a un sector profundamente postergado como las familias campesinas.

Marchando de Agricultura Familiar
Personal de Agricultura Familiar, en la marcha del 21F

Entre los despedidos hay parejas, lo que deja a familias enteras sin ningún sustento. Quedaron sin trabajo personas que se desempeñan en el área hace 11, 15, 20 y hasta 25 años, muchas veces bajo contratos precarios.

En la página de Facebook de ATE Agricultura Salta se muestra un recorrido por las labores de las personas que desde hoy saben que el Estado ha resuelto prescindir de ellos: técnicos especializados en obras para proveer agua a las comunidades, en organizar a los campesinos para gestionar su acceso a la tierra, en el apoyo a ferias para productores agrícolas y ganaderos, en problemáticas de género en el sector campesino, y en definitiva en el apoyo en el territorio a pequeños productores para mejorar sus condiciones, su producción, su organización, etc.

Campesinos repudiaron la decisión del gobierno y destacan la labora de los técnicos de Agricultura Familiar

En tanto, la Coordinadora Zonal de Tierras de la Ruta Nacional 81, que reúne a diversas asociaciones campesinas, emitió un comunicado exigiendo la reincorporación “de todos los técnicos que fueron despedidos”; el texto afirma que hoy “es un día negro para la agricultura familiar” y que sienten “que el estado nos esta matando de a poco, los campesinos y campesinas de Rivadavia”. La Coordinadora manifestó su repudio a la decisión del gobierno nacional “en contra de los técnicos que por décadas recorren nuestro parajes mejorando la calidad de vida de cientos de compañeros y compañeras que nunca antes habrían imaginado hoy tener agua, corrales, potreros etc”.

Más adelante, señala que  los integrantes de ese espacio no quieren “desaparecer como campesinos”, y que quieren continuar fortaleciéndose “y no ser carga para el estado como son las grandes empresas que a pesar de su grandeza siguen siendo subsidiadas por el gobierno nacional” lo que “termina haciendo pagar el ajuste a los mas débiles , jubilados a los que menos tienen y a los trabajadores”.

 

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*