¿Lo nuevo? Más ajuste y más especulación

Foto: Gustavo Amarelle, Télam
Buenos Aires. El Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto al Ministro de Hacienda, Nicolás Caputo, brindaron una conferencia de prensa realizada en el Microcine del Palacio de Hacienda, donde dieron un informe sobre el Programa Fiscal. Foto; Gustavo Amarelle
Download PDF

Los ministros de Hacienda y Finanzas anunciaron más recortes presupuestarios, freno al endeudamiento, cepo salarial y tasas por las nubes.

Luego de la corrida cambiaria y las críticas del establishment financiero, los principales integrantes del equipo económico ofrecieron una conferencia de prensa para “calmar” a los mercados. Las medidas planteadas se limitan a profundizar el rumbo económico adoptado por el gobierno.

Las “nuevas” medidas anunciadas por los funcionarios insisten en recetas ortodoxas para manejar la crisis: mayor reducción del déficit fiscal, tope salarial y suba de tasas de interés.

Hacienda anuncia más ajuste y culpa a la oposición

El primero en hablar fue el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Foto: Gustavo Amarelle, Télam
El Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el Ministro de Finanzas, Luís Caputo, brindaron una conferencia de prensaen el Microcine del Palacio de Hacienda, Foto; Gustavo Amarelle -Télam

Dujovne repasó el “sobrecumplimiento” de las metas de déficit primario (diferencia entre lo recaudado y lo gastado por el Estado) en los dos primeros años de gobierno, aunque sin incluir el déficit financiero creciente, vinculado al endeudamiento impulsado por el propio gobierno.

Luego de calificar de “demagógicos” a los proyectos de la oposición que pretenden poner freno a los tarifazos, informó la decisión de bajar la meta de déficit primario, llevándolo 3,2% a 2,7% del PBI; al mismo tiempo, aseguró que el déficit financiero también se reducirá, lo que implicaría un freno al endeudamiento. Esto significaría un “ahorro” -según la jerga del economista y comunicador- del orden de u$d 3.200 millones.

En concreto, el gobierno se dispone a gastar menos, afectando la obra pública y erigiendo al “techo” salarial como piedra angular del plan económico. El propio Dujovne ratificó el 15% como meta de inflación, jactándose de que el gobierno logró cerrar paritarias alineadas con ese porcentaje y adelantó que se reducirán las partidas para obras públicas en $30.000 millones para adecuarlas a las nuevas metas.

Cabe señalar que el relevamiento de las expectativas del Mercado que realiza el Banco Central arrojó una inflación anual estimada del 22%, por lo que el cumplimiento del cepo salarial redunda inevitablemente en la caída del poder adquisitivo de lxs trabajadorxs.

Por su parte, el Ministro de Finanzas Luís Caputo aseguró que este año no se tomará más deuda en moneda extranjera, desestimando la importancia del encarecimiento del crédito a nivel internacional.

La jugada del Banco

Mientras tanto, el Banco Central dispuso medidas drásticas para contener a la moneda norteamericana: dispuso una sustancial suba de la tasa de política monetaria (la tasa a la que se realizan operaciones interbancarias), llevándola al 40% anual.

Al mismo tiempo, dispuso que los bancos podrán tener un máximo del 10% de sus patrimonios en dólares, forzándolos a vender el excedente y con ello aumentar la oferta de billetes.

La brutal suba de tasas contrasta con la inamovilidad de la meta inflacionaria; no obstante, para que sea atractiva para los fondos especulativos, éstos deben tener confianza en la viabilidad de su cumplimiento, como señalaron ayer varios analistas.

 

En resumen, las medidas dispuestas por el gobierno para contener la depreciación del dólar se basan en profundizar los recortes respecto de lo presupuestado, imponer el techo salarial, ofrecer tasas elevadas compatibles con la bicicleta financiera e iniciar una abstinencia de endeudamiento externo.

Ese modelo exige que el gobierno asegure por todos los medios que la oposición política y social no pueda torcer las decisiones sobre las tarifas ni morigeren la nueva caída de los salarios e términos reales.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*