Desnudos, descalzos y hambrientos

Download PDF

Durante el mes de abril las ventas minoristas registraron la mayor caída de lo que va del año, y la segunda más pronunciada desde la asunción de Cambiemos.

Las consecuencias de la política económica se manifiestan duramente en el consumo, en particular en uno de sus componentes más sensibles: las transacciones minoristas.

Se profundizó la caída en las ventas minoristas

La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó ayer que las ventas minoristas en abril fueron un 13,4% menores que en el mismo mes de 2018, acumulando 16 meses consecutivos de caída en las transacciones.

Es la mayor disminución interanual en lo que va del año, y sólo es superada desde el comienzo de la gestión de Macri por la retracción de noviembre pasado, que llegó al 15,6%.

El último mes la merma fue particularmente grave en el rubro «calzados y marroquinería», que quedó un 22,2% por debajo de abril de 2018; sin embargo, todos los ítemes considerados por CAME mostraron fuertes retrocesos.

Comparando el primer cuatrimestre de este año con el mismo período del anterior, las ventas minoristas en «calzados y marroquinería» acumuló un 16,5%. Le sigue «joyería, relojería y bijouterie», con un retroceso del 16%.

El caso de los alimentos y bebidas muestra que la caída de las ventas también llega a bienes indispensables: las operaciones fueron un 8,6% menores que el año anterior. En marzo, la disminución interanual en este rubro había alcanzado el 5,4%. En el cuatrimestre, el retroceso suma un 6,2%.

El dato es compatible con la fuerte alza de precios contabilizada por el propio INDEC, que informó que los alimentos registraron una suba de 64% en un año.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *