Salta: acallar en lugar de solucionar

Download PDF

La policía impidió que integrantes de una comunidad indígena se trasladaran a la capital salteña para controles médicos.

Leonardo Simplicio

Mientras crece la cifra de fallecimientos de niños indígenas, y no se concretan soluciones reales para las comunidades, el Estado salteño se ocupa de obstaculizar el acceso a la salud. Al menos, es lo que se desprende de la actitud de la policía de Embarcación, que impidió a integrantes de la comunidad de Misión Salim trasladarse hasta la capital provincial para controles médicos.

Según informó el medio digital El Tintero, el grupo había partido desde Padre Lozano, siendo luego retenido en Embarcación. El cacique Leonardo Simplicio denunció que el comisario inspector Marcos Posadas les impidió continuar viaje, aduciendo que la delagación no contaba con autorización del Juez de Paz ni documentación de los niños que estaban en el colectivo; además, según se describe en el artículo mencionado, el uniformado amenazó con imponer una multa al colectivo en que se desplazaban, que había sido alquilado por la comunidad con la colaboración de distintas organizaciones sociales y sindicatos.

Por su parte, el diputado provincial Claudio Del Pla (Partido Obrero) aseguró que la delegación tenía previsto participar en una manifestación frente a la Casa de Gobierno de la provincia, la cual se convocó para este jueves bajo la consigna «Ningún niño muerto más por hambre». En ese sentido, el referente del PO responsabilizó al gobernador Gustavo Sáenz, por intentar impedir que se conozca la situación.

Padre Lozano dista unos 30 km de Embarcación, la que a su vez está ubicada 270 km al norte de la ciudad de Salta.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *