Rodolfo Walsh, presente

Download PDF

Se cumplen 40 años del asesinato de Rodolfo Walsh, acribillado por un grupo de tareas. Conmemoramos a una figura que reúne en sí la militancia, el periodismo, la literatura y -sobre todo- la coherencia.

Walsh
La vigencia de Rodolfo Walsh

Durante el juicio de la ESMA se develaron los detalles del operativo en el que Walsh fue emboscado y asesinado en la cuadra de avenida San Juan entre Combate de los Pozos y Entre Ríos, en la Ciudad de Buenos Aires; lo acribilló a balazos un grupo de entre 25 y 30 personas, que llegó al lugar en 6 vehículos.

Se conoció que desde setiembre del año anterior lo seguía el Grupo de Tareas 3.3.2, dirigido por Jorge «El Tigre» Acosta. Este grupo secuestró y torturó a personas que no tenían vinculación con Walsh para recabar datos; por ejemplo, luego de un allanamiento a una propiedad del dirigente montonero, las fuerzas represivas se llevaron a unos vecinos, a quienes sometieron a vejámenes para que revelaran datos, aunque no eran parte del entorno de la persona buscada.

La Carta Abierta

El día del asesinato, el gran militante y periodista confirmó que iría a una cita en San Juan y Entre Ríos, como parte de las actividades previstas para difundir su famosa Carta Abierta a la Junta Militar; en esa esquina pensaba encontrarse con José Salgado; pero éste había sido torturado para que entregara a Walsh.

La Carta Abierta circuló por el mundo poco después de la desaparición de su autor, aunque en la Argentina los medios se negaron a publicarla; entre quienes la difundió estuvo Gabriel García Márquez, compañero en Prensa Latina. Según narró Lilia Ferreira, su compañera en aquellos tiempos de plomo, Walsh redactó el texto durante meses, con el cuidado y la precisión que lo caracterizaron en su obra periodística, literaria y militante, aspectos indisolubles en su vida.

El texto estaba firmado por Walsh, aunque integra una clase de escritos elaborados y difundidos por el militante en el marco de estrategias para romper el cerco informativo impuesto por la dictadura. Para esa tarea creó y dirigió la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA) y la Cadena Informativa.

En «ANCLA: Una experiencia de comunicación clandestina orientada por Rodolfo Walsh» Natalia Vinelli extrae tres objetivos principales de esa herramienta: informar a los que informan, oficiar de medio de denuncia de la violación de los derechos humanos y del plan económico de la dictadura, y promover las contradicciones dentro de las propias fuerzas de seguridad.

En el texto mencionado, Vinelli también explica la función de la Cadena Informativa, planteada como «una herramienta que está creando el pueblo argentino para romper el bloqueo de la información»: Walsh invitaba al lector a ser parte, a difundir y a generar información, «un instrumento para que usted se libere del terror y libere a otros del terror».

La Argentina no vive en estos momento en una dictadura; sin embargo, el control mediático, la acción de inteligencia en los nuevos medios de comunicación y la persecución más o menos desembozada contra quienes difunden noticias que cuestionan al poder, integran los recursos por los cuales se sostiene un plan económico similar al que se impuso con el terrorismo de Estado.

Recordarlo hoy también implica comprobar la vigencia de su lucha en todas sus facetas. Y la única forma de homenajearlo es esforzarse por seguir su ejemplo.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *