Opacando la investigación

Gendarmería borroneada
Las decisiones del gobierno y de la justicia tienden a dificultar el esclarecimiento
Download PDF

Sin equipo de expertos, y con testimonios ad hoc, el gobierno sigue desvinculando a gendarmería. La justicia sigue postergando pericias clave.

El gobierno rechazó la conformación de un equipo independiente de expertos para investigar la desaparición de Santiago Maldonado. El Jefe de Gabinete Marcos Peña se lo manifestó al delegado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos.

La familia de Maldonado había pedido la constitución de una comisión investigadora independiente,  ante la desconfianza generada por la defensa cerrada que hizo el gobierno sobre la actuación de gendarmería, el papel del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Pablo Noceti y el apoyo a pistas falsas.

Gendarmería borroneada
Las decisiones del gobierno y de la justicia tienden a dificultar el esclarecimiento

Esta mañana se conocieron los resultados de las pericias realizadas sobre distintos elementos encontrados en vehículos de la Gendarmería; la muestras que pudieron peritarse no tienen relación con Santiago Maldonado. Eso no puede considerarse como un dato determinante, ya que las muestras se tomaron con 10 días de demora y luego de que el Defensor Público denunciara que los vehículos habían sido lavados. A pesar de ello, la Ministra Bullrich consideró que el dato era suficiente para -nuevamente- desvincular a la Gendarmería y retirar la carátula de desaparición forzada.

Por otra parte, el propio Ministerio entregó al juez una serie de testimonios que comprometerían a un grupo de gendarmes, en especial a uno de ellos que habría golpeado a uno de los manifestantes en la Lof de Cushamen. El magistrado ya había mostrado preferencias por las posiciones oficiales, al descartar a priori el rol de Noceti en el operativo, desestimando sin más los testimonios de miembros de la comunidad y otros indicios aportados a la causa.

La negativa a conformar la comisión y el aporte preferencial de testimonios no fueron los únicos hechos que siembran dudas sobre la ecuanimidad de la investigación: ayer el ingeniero Ariel Garbarz intentó aportar datos técnicos potencialmente relevantes para resolver el caso, pero ni la fiscal ni el juez quisieron recibirlos.

Garbarz comprobó que el celular de Santiago Maldonado se activó el día 23 de agosto en una zona de El Bolsón. El dato desestima otra de las pistas falsas difundidas anteriormente que aseguraban que el dispositivo se encontraba en Chile.

El ingeniero solicitó al juez que solicitara a Movistar la nómina de celulares próximos y datos que permitirían determinar la posición del celular con precisión de unos metros; sin embargo, esas pericias que fueron útiles en la resolución de otros casos, no está en el menú de acciones que analiza Otranto.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*