Mentir, aunque ponga en riesgo la vida

Download PDF

Policía y medios mintieron sobre la situación de un ciudadano argentino que integró las FARC. Exigen su liberación y garantías para preservar su salud.

Facundo Molares Schoenfeld, ciudadano argentino, está internado en Santa Cruz de la Sierra con un cuadro de salud delicado; se encuentra internado en el Hospital Japonés de la ciudad mencionada. Su padre, Néstor, viajó hasta esa ciudad, pero sólo pudo verlo por 15 minutos; la policía boliviana lo retuvo ilegalmente durante 25 horas. Néstor Molares es Juez de Paz en la localidad chubutense de Trevelin.

Facundo Molares

La policía boliviana -en la voz del Comandante departamental de esa fuerza- difundió la versión de que Molares había sido herido en un enfrentamiento, que era integrante de las FARC, y lanzó la hipótesis de que el militante argentino «estaría en calidad de instructor en el área». Esa versión, escasa de sustentos fácticos, sirve al gobierno golpista de Yeanine Añez para intentar instalar la existencia de una oposición armada y organizada, con el fin de justificar la brutal represión que ha desplegado en todo el país y que ya ha costado la vida de al menos 30 personas.

En contra de esa versión, el padre del militante manifestó al diario Perfil que el grave cuadro de salud de su hijo se debía a un problema renal.

Desde la revista digital Cententario, publicación de un grupo de referentes comunistas argentinos, explicaron que Facundo pertenece al espacio político que dirige ese medio. aclarando además que no pesa sobre él ninguna orden de captura, como dieron a entender algunos medios. Precisamente, Molares se encontraba en Bolivia realizando tareas de reportero para ese medio.

Por su parte, el Partido FARC (expresión legal adoptada por las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) emitieron un comunicado donde expresan que «si bien fue integrante Ex FARC–EP», dejó de pertenecer a ese espacio en 2017. La organización colombiana también explicitó que el militante argentino dejó su arma en el marco del proceso de desmovilización acordado por la ex fuerza guerrillera con el gobierno de Santos.

El cuadro de salud de Facundo es muy delicado, al punto que se encuentra bajo coma inducido -según las últimas informaciones de que disponemos; a pesar de ello, la derecha golpista de Bolivia optó por utilizar sus antecedentes políticos para instalar el discurso represivo, sin conceder una vía que asegure el cuidado apropiado del militante.

Un ejemplo de ese uso político es la renuncia forzada del alcalde de la localidad de Montero, ciudad ubicada al norte de Santa Cruz de la Sierra: Mario Baptista Conde, quien ocupaba la jefatura comunal en representación del MAS, fue acusado de haber participado en un supuesto enfrentamiento ocurrido el 30 de octubre pasado, aduciendo una supuesta vinculación con Molares. Como ocurrió con Evo Morales, Baptista presentó su renuncia en aras de la pacificación, permitiendo que asuma en su lugar el presidente del Comité Cívico de Montero Miguel Angel Hurtado.  Los comités cívicos jugaron un importante papel en las actividades en contra del gobierno de Morales.

Ante la gravedad de la situación, la Revista Centenario llama a sumar firmas para exigir que se garantice la vida de Facundo; el texto y las firmas pueden consultarse en la Web de Centenario, y las adhesiones pueden enviarse a solidaridadconfacundo@gmail.com.

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *