La convivencia del Contador Morales

Download PDF

El gobernador jujeño Gerardo Morales demoró poco para celebrar la condena contra Milagro Sala. El mandatario aseguró que la sentencia contribuirá a “afianzar un clima de paz y convivencia” en la provincia.

Sin embargo, éstos no han sido valores muy respetados en su gestión : la represión a las protestas sociales ha sido y es una de las características constantes del gobierno iniciado en diciembre de 2015.

Durante el primer juicio contra Milagro Sala (diciembre de 2016), el gobierno jujeño dio un claro mensaje sobre cómo sería su gestión en cuanto a Derechos Humanos; en la puerta de Tribunales, la policía golpeó a una diputada nacional, Mayra Mendoza, y detuvo a un concejal de Hurlingham (provincia de Buenos Aires), Martín Rodriguez.

A continuación hacemos un repaso sin pretensiones de exhaustividad, que pone en evidencia que la convivencia que pretende Morales.

En noviembre pasado, policías jujeños golpearon a integrantes de la Comunidad Cueva del Inca; los efectivos actuaron sin identificación, detuvieron a 6 personas y les quitaron los teléfonos a las mujeres que grababan el operativo.

Los integrantes de la comunidad indígena realizaban un corte de ruta por la imposibilidad de realizar actividades esenciales para su calidad de vida y su subsistencia, obstaculizadas por una resolución judicial. El conflicto se enmarca en la lucha contra megaemprendimientos mineros que comprometen al medio ambiente. (Página /12)

En abril pasado, en el inicio de las sesiones legislativas, las organizaciones políticas, sociales y sindicales que fueron a manifestarse se encontraron con una legislatura vallada y con otra fuerte represión con gases y balas de goma.(Radio Gráfica). Unos días antes, estudiantes de los Centros Educativos Integrales de Jóvenes y Adultos fueron detenidos por protestar contra el cierre de 4 establecimientos. También detuvieron al abogado de los alumnos y a una concejal del FIT, Andrea Gutiérrez. (Infonews)

En diciembre de 2017, los trabajadores del Ingenio La Esperanza reclamaban contra los despidos y la falta de pago de salarios. La respuesta del gobierno de Morales fue violencia policial, dejando 40 heridos y varios detenido.(Cosecha Roja)

La violencia de las fuerzas de seguridad también fue la reacción oficial contra trabajadorxs del Ingenio Ledesma. En las tierras donde se desarrolló “La Noche del Apagón”, la brutalidad policial se desató en septiembre de 2017 y en julio de 2016.

 

A estos hechos se sumó el ingreso de policías a instalaciones de la Universidad Nacional de Jujuy para detener a estudiantes, ocurrida en abril 2017; fue una flagrante violación a la legislación universitaria, y al principio de autonomía, un valor clave en la Reforma Universitaria de 1918.

El discurso de Morales habla de paz y convivencia, ubicando a Milagro Sala en el lugar de la violencia. La gestión de su gobierno deja claro que la represión que impulsa es contra la protesta social y contra la organización popular; en cuanto a la violencia, no tiene reparos para ejercerla.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *