Identificaron los restos de un militante secuestrado en 1977

White-Saint Girons-Feresin
Guillermo White, María Eugenia Saint Girons y Emilio Feresin
Download PDF

Ayer encontraron en Rosario los restos de Guillermo White, militante secuestrado en la vía pública durante la dictadura.

White fue militante del partido Vanguardia Comunista y era hijo de Rosa Saint Girons, madre de Plaza de Mayo de Rosario

White-Saint Girons-Feresin
Guillermo White, María Eugenia Saint Girons y Emilio Feresin

Fue secuestrado el 10 de febrero de 1977 junto a Emilio Feresin, quien aún se encuentra desaparecido. Al día siguiente también secuestraron a María Eugenia Saint Girons, prima de Guillermo y pareja de Emilio.

Testimonios reunidos en el juicio permitieron comprobar que White estuvo en el centro clandestino de detención La Calamita, en la localidad de Granadero Baigorria.

Emma Stella Maris Bruna, pareja del militante en aquellos años, lo recordó en sus testimonios como “una persona alegre” que ” todo lo hacía a fondo, nada a medias”, en referencia a su compromiso y consecuencia. En su testimonio en el juicio por delitos de lesa humanidad conocido como “Guerrieri III”, la mujer contó que conoció a White el 22 de agosto de 1972, cuando ella pedía desde el mástil del Liceo que se hiciera un minuto de silencio por los asesinados en la Masacre de Trelew y que nadie ingresara a clases; en ese momento escuchó que alguien decía “sos la mujer de mi vida”. La relación entre ambos comenzaría poco después.

Bruna también fue secuestrada por la dictadura, 9 días después de que se llevaran a White y Feresin.

El Partido de la Liberación, ex Vanguardia Comunista, emitió hoy un comunicado confirmando que White perteneció a esa organización y señalando que el hallazgo e identificación de los restos “constituye una nueva prueba de los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura militar-cívica en aquellos años del Terorismo de Estado, de entrega del país y de hambre de nuestro pueblo”.

El parte firmado por el Secretario General del partido mencionado, Sergio Ortiz, también expresa que el hallazgo obliga a “continuar la lucha por el juicio y condena a los responsables, para que no haya impunidad para ninguno de aquellos criminales, ni para los militares ni para los cómplices civiles sean empresarios, dueños de medios de comunicación, obispos o burócratas sindicales”. Más adelante, el texto reconoce que en la Argentina hubo avances en juzgar y condenar a muchos responsables militares de los crímenes de la dictadura, pero “no así para sentar en el banquillo de los acusados y condenar a los cómplices civiles de la dictadura, muchos de ellos y sus empresas, hoy protegidos por el gobierno de Mauricio Macri”.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*