Flint: envenenar para favorecer negocios

agua de Flint
El agua en Flint, imagen difundida en twitter por un vecino
Download PDF

En una ciudad norteamericana, el agua que recibían los vecinos en sus casas estaba fuertemente contaminada, mientras una gran corporación automotriz recibía agua segura; las autoridades ocultaron el hecho todo lo que pudieron, la prensa masiva del país del norte mantuvo un silencio casi total durante dos años; y ahora el municipio pretende quitarles las casas a los habitantes que no pagaron la factura del servicio letal.

agua de Flint
El agua en Flint, imagen difundida en twitter por un vecino

La historia ilustra crudamente las consecuencias que pueden derivar de políticas que favorecen a los grandes monopolios y a los sectores más adinerados sin reparar en los derechos de la población.

El caso reúne los elementos de una película de terror en la que el capitalismo salvaje es el asesino, con la complicidad de las autoridades políticas y la protección de los grandes medios de comunicación.

Días atrás. en una charla que Agencia ANCLA mantuvo con Richard Stallman, el fundador del movimiento de Software Libre se refirió a esta historia para ilustrar cómo la “plutocracia” es más peligrosa que el terrorismo en casi todo el mundo.

Nos referimos a Flint, Michigan, una ciudad de poco más de 100.000 habitantes, de mayoría afroamericana acosada por la recesión y por la crisis de la industria automotriz norteamericana.

¿Cómo se llegó al envenenamiento masivo?

El origen del problema fue el cambio de la fuente de provisión de agua potable: anteriormente se suministraba  a través de la Autoridad de Agua de Detroit, que trataba el líquido obtenido del Lago Hurón; pero en 2014 el gobierno local decidió cambiar por razones económicas y utilizar la del río Flint.

El agua de ese río tiene un nivel elevado de componentes corrosivos, vinculado al vertido de materiales por parte de las numerosas industrias de la zona (entre ellas, General Motors).

Los componentes del agua del río produjeron desprendimiento de plomo de las cañerías, además de transportar otras sustancias tóxicas. Pero ese no fue el único factor: según el análisis difundido por la Sociedad Química de Norteamerica (ACS): el agua del río no tuvo un tratamiento adecuado con inhibidores de la corrosión, que sí se aplicaban en el agua de Detroit.

Durante un año y medio, el agua corriente que los pobladores usaban para tomar, lavarse, cocinar, etc., estuvo contaminada con altos niveles de plomo, trihalometanos y otros componentes tóxicos. Un estudio de 2015 concluyó que las aguas del Flint eran 19 veces más corrosivas para las soldaduras de plomo que las del río Detroit.

Luego del cambio de fuente aparecieron otros problemas: al menos 12 personas murieron como consecuencia de la Enfermedad del Legionario, enfermedad descrita en Medline como un tipo de neumonía causado por una bacteria, que también estaba presente en el agua corriente de Flint. La presencia elevada de trihalometanos constituye otro riesgo, ya que están asociados a cáncer de vejiga y de colon,

La contaminación por plomo afecta al cerebro, el hígado, los riñones y los huesos. Los efectos son especialmente graves en los niños, quienes pueden sufrir “retraso mental y trastornos de comportamiento” según la OMS.

Según el Centro de Control de Enfermedades (el famoso CDC), aproximadamente 99.000 personas fueron afectadas por el alto nivel de plomo.

Las autoridades ni siquiera advirtieron a la población sobre el riesgo que suponía la utilización del fluido; sin embargo, la empresa General Motors evaluó que la alta corrosión era riesgosa para su producción, por lo que consiguió retornar al uso de agua segura pocos meses después del cambio mencionado más arriba.

El director Michael Moore, oriundo de esa ciudad, resumió en su web algunos de los aspectos cruciales de la tragedia. Su artículo “10 asuntos sobre la tragedia del agua en Flint que no te contarán, pero yo lo haré” remarca, entre otros, puntos que :

  • Mientras los niños de Flint consumían agua envenenada, le asignaban acceso al agua potable a la empresa General Motors.
  • La crisis podría haberse prevenido por sólo u$d 100.- por día
  • La esposa del Jefe de Gabinete del gobernador Snyder es vocera de la empresa Nestlé… propietaria de las mayores reservas de agua potable de Michigan.
  • El plomo no es el único problema del agua del río Flint; la cantidad de casos de la Enfermedad del Legionario se multiplicó por 10 desde que se realizó el cambio y los científicos han verificado la presencia de otras sustancias peligrosas como trihalometanos.
  • Una de las primeras medidas del gobernador luego de asumir fue bajar los impuestos a las corporaciones y a los más ricos. Como consecuencia, recortó gastos en

Cronología

Con el objetivo de reducir gastos las autoridades de Flint resolvieron en 2013 cambiar la fuente de agua que recibía del Departamento de Agua y Alcantarillado de Detroit por el que provee la Autoridad del Agua de Karegnondi (KWA, por sus siglas en inglés); ese cambio no era viable a corto plazo porque las cañerías necesarias estaban en construcción.

El 25 de abril de 2014 decidieron utilizar el agua proveniente del río Flint, de manera provisional hasta que la provisión de KWA fuese accesible.  En mayo se conocieron quejas de vecinos por el olor y el color del agua.

Protesta en Flint
Vecinos se niegan a pagar por el agua contaminada

En octubre del mismo año, General Motors informó que su planta no usaría el agua del río en cuestión porque causaba corrosión en las instalaciones.

En marzo de 2.015 el ayuntamiento votó por volver al agua de Detroit; sin embargo, la decisión fue vetada por el administrador de emergencias del Estado, Jerry Ambrose. Ambrose había sido designado por el gobernador Snyder para enfrentar la crisis financiera de la ciudad.

En Mayo de 2.015 el Departamento de Calidad Ambiental de Michigan alteró las muestras realizadas sobre el agua de Flint para modificar los resultados y dejarlos por debajo de los niveles aceptados por las autoridades norteamericanas.

En junio de 2.015 la EPA tenía suficiente información sobre la gravedad de la situación en Flint; sin embargo, no emitió el alerta necesario, según se desprende del informe publicado por el inspector general de la EPA en octubre de 2016.

En julio de 2.015 recién se informó a los pobladores sobre la presencia de niveles elevados de Trihalometanos.

En setiembre de 2015 la pediatra de origen británico Mona Hanna-Attisha informó que el nivel de plomo en la sangre en los niños de Flint se había duplicado desde el cambio de fuente de agua.

En Octubre de 2015, volvió a usarse el agua proveniente de Detroit para el suministro a la población.

En enero de 2016 el entonces presidente Obama declaró el Estado de Emergencia , habilitando acciones coordinadas para mitigar los perjuicios sufridos por la población. El gobernador Snyder había solicitado la declaración de desastre -que hubiera posibilitado el envío de mayores fondos- pero fue rechazado debido a que la causa de la tragedia fue la acción humana y no una catástrofe natural.

En mayo de 2.017 el municipio envió 8.002 cartas a pobladores de la ciudad reclamándoles el pago adeudado por el servicio de agua potable; en caso de que no paguen hasta marzo de 2.018, los habitantes podrían perder sus casas.

Recientemente, 5 funcionarios de Michigan fueron imputados por homicidio culposo en relación con la crisis de Flint: incluyendo al Director del Departamento de Salud de Michigan Lyon Nick Lyon, y dos ex administradores de emergencia, el mencionado Ambrose y Darnell Earley.

La prensa (en)cubre

Según informa el sitio MediaMatters, los periódicos de Detroit recién se ocuparon de la situación el 20 de enero de 2.015; la mayoría de los grandes diarios nacionales, en tanto, no reflejaron nada hasta 2.016. En cuanto a las cadenas de noticias, ni Fox, ni ABC ni CNN destinaron siquiera un minuto a la crisis del agua de Flint antes del 6 de enero de 2.016

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*