Fallo contra despido y precarización en el Estado

Download PDF

El Juez Julio Grisolia ordenó reincorporar a una trabajadora despedida de la Superintendencia de Salud de la Nación, cuyo contrato precario había sido rescindido. El recurso había sido presentado por los abogados de ATE-Capital.

Foto
Foto de El Litoral

Grisolia es Doctor en Derecho del Trabajo, Previsión Social y Derechos Humanos por la USAC y posee también una maestría en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales por la UNTREF. El fallo en cuestión se fundamenta en el derecho al trabajo, siendo el primero que parte de esa premisa para disponer la reincorporación.

En sus fundamentos, el juez sostiene que “el derecho a trabajar es una de las bases sobre las que se asienta jurídicamente una sociedad democrática y que el derecho al trabajo no se agota en la libertad formal de trabajar, sino también en su realización efectiva a un puesto de trabajo”. También cuestiona las modalidades precarias de contratación en el ámbito estatal, afirmando que la persona fue “víctima del fraude laboral, ya que ingresó bajo un contrato de asistencia técnica”. Cabe señalar que la trabajadora favorecida por la cautelar se desempeñó primero bajo la figura de monotributista y luego alcanzó un contrato de planta, pero sin estabilidad.

Para el magistrado el despido va en contra de “otro principio de rango superior: el derecho a la no conculcación del proyecto de vida, que ha sido reconocido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en diversas ocasiones”. En la misma línea, considera que el cese laboral dispuesto por el gobierno constituye “una conducta infrahumana y abusiva”.

El delegado de ATE Pablo Guevara explicó al matutino Página/12 que la trabajadora se desempeñaba en “orientación al asegurado”, ayudando a los consumidores a defenderse de los abusos de las Compañías de Seguros. El representante gremial puso así en evidencia que los despidos en esa repartición implicó la eliminación de funciones de la misma.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*