Espías en el mayor secreto

Secreto
Decreto de Macri permite que todos los fondos de los espías sean "reservados"
Download PDF

El decreto 656/2016 del presidente Macri elimina la obligación de registrar y rendir fondos en la Agencia Federal de Interligencia. Distintas organizaciones denunciaron que implica un retroceso democrático.

El decreto en cuestión deroga partes sustanciales del 1311/2015 que establecía una nueva doctrina en la inteligencia nacional y -entre otros aspectos- diferenciaba gastos públicos de otros que se mantendrían clasificados.

Secreto
Decreto de Macri permite que todos los fondos de los espías sean “reservados”

La Iniciativa Ciudadana para el Control de los Sistemas de Inteligencia (ICCSI) difundió un documento en el que expresa su preocupación ante los cambios implementados por el decreto. Allí señala que el 656/16 retoma “la disciplina del secreto” lo que “representa un retroceso en una democracia que por primera vez, en junio pasado, había logrado dar publicidad a información básica sobre la organización y el funcionamiento del sistema de inteligencia”. La ICCSI está conformada por la Asociación de Derechos Civiles (ADC), el Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia, la Fundación Vía Libre y el Núcleo de Estudios de Gobierno y Seguridad (NEGyS) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Otro aspecto que cuestiona la ICCSI es que se eliminan los mecanismos de coordinación que tendían a limitar “uno de los peores males que aqueja al sistema: la estrecha relación entre el personal de inteligencia y los jueces, en especial los federales”.

La ICCSI solicita que el presidente revea la decisión implementada en el decreto en cuestión, y pide al Congreso de la Nación que “exija que se mantengan los estándares de publicidad de los actos de gobierno que se habían alcanzado”.

El Centro de Estudios Legales y Sociales, en tanto, envió una nota al Jefe de Gabinete Marcos Peña expresando la preocupación del organismo, señalando que la medida dispuesta por el presidente supone el incumplimiento de compromisos asumidos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el sentido de transparentar la utilización de fondos reservados.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*